atlantico
El sudafricano experto en deportes acuáticos Chris Bertish acaba de establecer un récord mundial en un deporte que se conoce como paddle boarding, a través de un feroz océano que ha cobrado la vida de varios marineros.
La navegación duró exactamente 93 días pero avanzó mayormente de noche para evitar la adversidad solar. También avanzó gracias a las corrientes marinas y las condiciones climáticas.
“Es lo más aterrador que hice en mi vida. Honestamente, me sorprende estar vivo”, dijo una vez que tocó tierra.
tabla
Ahora figura en el récord mundial Guinness por haber cruzado 4.500 millas náuticas (8,300 kilómetros), partiendo de Agadir Marruecos el 6 de diciembre y llegando a English Harbour, Antigua, en la mañana del 9 de marzo.
Chris bordeó las Islas Canarias, en España, antes de dirigirse al Atlántico abierto y apuntar hacia el Caribe. Durante el viaje celebró la Navidad en su tabla y en Año Nuevo tomó un poco de whisky.
A lo largo del camino también estableció el récord para la mayor distancia de viaje solo y sin ayuda en mar abierto.
usando
La tabla de Bertish no es convencional ya que está hecha a la medida: tardaron medio año en construirla y costó 120,000 dólares. Pesa 616 kilos, mide 6 metros de largo y tiene una pequeña cabina, GPS y paneles solares, mismos que ayudaron a que el hombre publicara diariamente en Facebook, registrando sus encuentros con diferentes especies marinas así como otras embarcaciones. Por cierto, también había bastante repelente para tiburones.
Remo
cruzar
El deportista se cruzó en el transcurso con un barco que le dejó una dotación de dulces y dinero para las causas de caridad, ya que él trabaja en conjunto con fundaciones benéficas que ayudan a personas necesitadas en Sudáfrica; aportando alimento, medicina y educación para miles de niños.
Hasta el momento Bertish ha recaudado 412,000 dólares.
atrevio
Bertish ha confirmado que continuará con sus aventuras, y expresó:
“El mayor tiempo que pueda pasar en el océano, de cualquier forma, mejor. Soy un hombre de agua y el océano es mi inspiración. Es donde realmente me siento vivo, cómodo, contento y libre”.
Se atrevió a cruzar el atlántico usando una tabla y un rem
Hay que mencionar que esta no es la primera ni única hazaña del temerario aventurero, estas son algunas de ellas:
En 2010 surfeó las olas más grandes de California y ganó el torneo Maverick Big Wave Invitational.Obtuvo un récord mundial en 2013 al remar sin parar arriba de una tabla de surf en mar abierto durante 12 horas, en Sudáfrica.El mismo año batió la marca de menor tiempo para cruzar en tabla el Canal de la Mancha, lo cual duró 5 horas y 26 minutos.
¿Como hacía del baño?
atlantico
“Orinar era fácil, en una botella o directamente al mar. Con el número dos fue más complicado”
Para esto último dice que recurría a un balde que luego debía lavar. Y se limpiaba con toallitas para bebés, suaves y 100% orgánicas.
La comida
tabla
“Comía lo mismo casi todos los días… Me di cuenta de cuánto tenemos y no valoramos”, comentó después de llegar y cuando le dieron una hamburguesa y papas fritas.
Agua para tomar
usando
“Tenía un sistema de desalinización eléctrico, que funcionaba gracias a los panales solares y me permitía generar entre 7 y 12 litros de agua potable por día. Además, tenía 50 litros de emergencia”.
¿Y si perdía el remo?
Remo
Había 3 más a disposición: 2 normales y 1 desmontable.
No obtuvo ayuda
cruzar
Lo único que hacía era comunicarse con tierra mediante un teléfono satelital o una radio, para conocer detalles del pronóstico.
atrevio
¡Vaya! Estas si que son aventuras extremas.