El que se enoja pierde Reviewed by Momizat on . CAFÉ POLACO   Por Alejandro Martínez Hernández El gobernador de Veracruz Miguel Ángel Yunes acaba de cumplir 65 años, de los cuales por lo menos cuarenta s CAFÉ POLACO   Por Alejandro Martínez Hernández El gobernador de Veracruz Miguel Ángel Yunes acaba de cumplir 65 años, de los cuales por lo menos cuarenta s Rating: 0
You Are Here: Home » Opinión » Alejandro Martinez » El que se enoja pierde

El que se enoja pierde

El que se enoja pierde

CAFÉ POLACO

 

Por Alejandro Martínez Hernández

El gobernador de Veracruz Miguel Ángel Yunes acaba de cumplir 65 años, de los cuales por lo menos cuarenta se la ha pasado enojado. Tantos berrinches le han costado muchas derrotas, pero ni así cambia su política del enojo.

En el Congreso de la Unión, aún se recuerdan sus célebres berrinches, los cuales le costaron la expulsión del Partido revolucionario Institucional.

Esos ataques de ira lo llevaron a los brazos de su amiguísima Elba Esther Gordillo, dueña en ese tiempo de las cuotas del magisterio, quien le fundó de volada el Partido Nueva Alianza para tenerlo más cerca de ella.

Sin embargo el Panal se le hizo poca cosa a Mike y la maestra le consiguió el ISSSTE, para que no se aburriera y disfrutara de la abundancia que le generaba tal situación.

Pero Yunes Linares no tenía llenadera, políticamente hablando, por lo que renunció al Panal y al afecto fraterno de doña Elba hoy presa sin sentencia. Por ahora están distanciados después de haber sido tan cercanos. Seguro terminaron enojados.

Después, Miguel Ángel llega al PAN y le dan un hueso y aunque no se le atoró en el pescuezo, perdió la elección ni más ni menos que con Javier Duarte, quien llevaba como Sen Sei a Fidel Herrera, el terrícola que más corajes le ha provocado al hijo pródigo de Soledad Doblado, desde que eran jóvenes.

Al parecer, fue en esa época, cuando alguien le aconsejó a Yunes, endurecer los rasgos faciales para fomentar su complejo de superioridad y aparentar una ferocidad que da miedo a sus seguidores.

La primera impresión para quienes tratan de cerca al hoy mini gobernador de Veracruz, es la de un hombre colérico, que aparentemente no admite errores porque le gustan las cosas bien hechas.

Pero, en la realidad está rodeado de personas que se la pasan regándola y haciéndolo quedar mal ante los ocho millones y pico de veracruzanos, que no han podido emigrar de su mal gobierno.

Hace apenas unos días su mal carácter salió a flote en radio y televisión nacional, al alegar frenéticamente con el periodista Ciro Gómez Leyva y su mejor reportero, todo por unos cuantos muertos más o menos.

Lo que puso furioso al político panista, fue que Humberto Padgett lo hizo ver como mentiroso y eso le dolió mucho al papá de Chiquiyunes. Aparentemente, la discusión la ganó el reportero y eso enfureció más al señor Yunes Linares.

Estos ataques de bilis, le reducen considerablemente su condición de líder político, porque lejos de imponer respeto con el miedo que provoca su reacción obsesiva compulsiva, solo consigue decepcionar a quienes lo creían una persona “socialmente sustentable”.

La egolatría del actual gobernador le impide hacer cambios necesarios para mejorar su gobierno, pues de hacerlo tendría que reconocer que se equivocó al nombrar y sostener a la fuerza a pelmazos como Téllez Marie, Jorgito Winckler Ortiz y al secretario de gobierno de pésimos antecedentes porriles, traiciones a favor de Duarte y conocido golpeador de mujeres.

Al señor Yunes le molesta mucho que duden de lo que dice, pero sigue sin analizar lo que dice antes de hacerlo y después, cuando se da cuenta que habló de más, se encanija con los periodistas a los que llama enviados de los que quieren su dinero, pero nada tonto no dice de quien se trata, como tampoco presume a quién apoya.

Es hora que alguien le recuerde al gobernador la vieja sentencia popular que reza: “El que se enoja pierde”. Lo malo es que con su pérdida se llevará en las patas a los veracruzanos, que padecerán otro mal gobierno por varios años más.

 

 

LA REBELIÓN DE LOS DIPUZOMBIS MORENOS
Si en Veracruz, el Partido de Regeneración Nacional, Morena fuera un circo se diría que le están creciendo los enanos, pero como se trata de un partido político se habla ya de la rebelión de los dipuzombis morenos, luego de que la duputada July Sheridan, les hace otro hoyo a la fracción parlamentaria del peje partido.

La señora Sheridan ya dio sus razones para abandonar a la institución que la hizo parlamentaria y sobresalen el Peje tirano y malos manejos financieros de las prerrogativas para los diputados morenos, pero dicen los que saben que la gota que derramó el vaso fue la exigencia para que cooperaban con algo así como cincuenta mil pesos para los damnificados del temblor del 19 de septiembre.

Por otra parte, la foto filtrada a las redes donde July viaja cómodamente en un avión particular con el señor gobernador, la hace automáticamente aliada del partido azul y posible candidata a la diputación federal por el Frente Ciudadano, si éste se consolida.

Por lo que toca a los otros diputados desertores pronto darán mucho de qué hablar. El diputado tómbola Sebastián, y su mercadito, quiere ampliar su horizonte y doña Eva Cadena, la recaudadora morena, tiene todavía varias cartas bajo la manga que harán sudar sangre a sus ex compañeros de sector y de partido. Todo indica que la ley le regresará su curul y ya se imaginará usted a qué partido se arrimará.

Así las cosas, de los trece diputados que tenía Morena en Veracruz, ya nada más le quedan diez y según opinan los expertos pudiera terminar sólo con siete si bien le va.

 

 


¿PROBLEMA POLÍTICO O JUDICIAL?

El caso Tony Macías llega a la Corte Internacional de los Derechos Humanos, pues resulta que el famoso empresario no tiene en su contra alguna orden de aprehensión, alerta migratoria o investigación alguna que lo presuma como un peligro para la nación.

Derechos Humanos a nivel nacional reconoce que no hay motivo legal para que después de un año, sus cuentas bancarias sigan congeladas.

El congelamiento de sus cuentas provoca la bancarrota del empresario chiapaneco avecindado en Coatzacoalcos, quien desde hace meses se encuentra enfermo y recientemente fue hospitalizado en conocido centro médico privado de la CDMX, gracias a un seguro de gastos médicos mayores, adquirido con anterioridad.

A simple vista se nota hacia Tony, un acoso del gobierno estatal y federal, ya que al tener la cuantas inactivas no puede hacer negocios y tampoco disponer de su dinero. Al no haber un motivo legal, según determina Derechos Humanos Nacional, este caso deja de ser jurídico y se convierte en político.

 

 

Leave a Comment

© 2016 Todos los derechos reservados plumasdelgolfo.com. Portal Desarrollado en WordPress por 24Creativo.

Scroll to top