Las cuentas públicas… Reviewed by Momizat on . ABRIENDO BRECHA   Por Andrés Rodríguez Cabrera   Considerando que el mayor ingreso de los ayuntamientos, al inicio de cada año, es por el pago del imp ABRIENDO BRECHA   Por Andrés Rodríguez Cabrera   Considerando que el mayor ingreso de los ayuntamientos, al inicio de cada año, es por el pago del imp Rating: 0
You Are Here: Home » Opinión » Andrés Rodríguez » Las cuentas públicas…

Las cuentas públicas…

Las cuentas públicas…

ABRIENDO BRECHA

 

Por Andrés Rodríguez Cabrera

 

Considerando que el mayor ingreso de los ayuntamientos, al inicio de cada año, es por el pago del impuesto predial, la actual administración del Ayuntamiento de  Minatitlán que preside Nicolás Reyes Álvarez no logró recaudar más de 10 millones de pesos durante el mes de enero de este año, porque lo hicieron mecánicamente sin utilizar el caro banco de datos que implementó la administración del ex alcalde Héctor Damián Cheng Barragán.

 

Reitero,  con el banco de datos que en Cabildo acusó de “comprometido” la actual tesorera del Ayuntamiento, Eunice Maldonado Ramírez, la administración del ex alcalde Héctor Damián Cheng Barragán logró cobrar más de 20 millones de pesos (mdp) en enero de 2016, 20 mdp en el mes de enero de 2017, y aumentó el  presupuesto anual en más de 20 mdp; resultando aproximadamente 389 mdp, al término del periodo 2014-2017.

 

La captación del impuesto predial en Minatitlán fue mínima en enero de este año, en relación al mismo mes de años anteriores, porque el primer mes, o los primeros 20 días del año, se cobró aproximadamente el 80 por ciento, y después la misma ley prevé que debe haber una ampliación del periodo de descuento para el mes de febrero; por lo tanto, el actual cobro del impuesto predial no supera las expectativas y apenas ha servido para pagar las primeras tres quincenas del año.

 

Habría que preguntarle a la tesorera Eunice Maldonado cómo le va a hacer para cubrir el gasto corriente, amortizar la deuda que heredaron, así como las obligaciones propias que irán surgiendo, como son: impuesto del Servicio de Administración Tributaria (SAT), pagos al Instituto de Pensiones del Estado (IPE,) servicio médico del IMSS, laudos laborales, entre otras.

 

Por muy honesta que pretenda ser la administración del Alcalde Nicolás Reyes, se vería obligada a solicitar un préstamo o a hacer “juego de partidas” cuando empiecen a llegar las partidas presupuestales, tendrían que utilizarlas y después devolverlas con los respectivos intereses para salir de la problemática que pudieran ir enfrentando.

 

No hay otra forma como pueda salir un Ayuntamiento, no nada más el de Minatitlán sino cualquiera, todos tienen que hacer ese tipo de maniobras, pero si en un momento determinado el Ayuntamiento de Morena de Reyes Álvarez dice “no, eso es ilegal”, “eso no debe hacerse”, no va a poder operar el gasto corriente y obligaciones.

 

Reitero, el presupuesto de la administración de Cheng Barragán era alrededor de 389 millones de pesos al año, incluyendo las partidas presupuestales, y el gasto corriente era de 100 millones de pesos por año, incluyendo la nómina, y en ese gasto corriente la nómina era del 90 por ciento, y el 10 por ciento para los demás gastos. La nómina del Ayuntamiento de Minatitlán es “pesada” y deja poco margen de maniobra, tomando en cuenta que hay que pagar la quincena de más de 500 empleados sindicalizados, y alrededor de 500 de base y confianza.

 

Volviendo al impuesto predial que se cobra todo el año. Le resulta más caro al ciudadano si deja pasar el periodo inicial porque a partir de marzo ya no hay descuento, hay recargo e interés moratorio, y si sigue pasando el tiempo hay gastos de cobranza; es decir, si se puede pagar en cualquier mes del año, pero el costo para el ciudadano es muchísimo más alto.

 

El próximo presupuesto del actual Ayuntamiento de Minatitlán no bajaría, pero antes tendrían que proponerlo, pero en este caso la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) y el Congreso del Estado harían el ajuste correspondiente, autorizarían ampliarlo, pero ampliarlo no significa que les va a dar más recursos el Estado o la Federación, sino que le da la facultad al Ayuntamiento para que pueda cobrar más; es decir, aumentar el pago del impuesto predial y de otros servicios, para que pueda tener el ingreso propuesto.

 

Sería una medida antipopular si de repente dijera la administración morenista de Nicolás Reyes “si teníamos 389 millones de pesos de presupuesto anual, vamos a proponer 400 millones de pesos”, porque ¿de dónde saldrían los 11 millones de pesos? Los tendría que pagar el ciudadano vía impuestos, porque la Legislatura pone un “tope”.

 

El presupuesto anual podría bajar en la medida que no utilicen las partidas presupuestales, si no comprueban la aplicación de algún recurso ya no lo vuelve a otorgar la Federación porque es de donde viene la mayoría de las partidas, como son: el Fondo para la Infraestructura Social Municipal (FISM), Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM), entre otras.

 

Todos los ayuntamientos del Estado de Veracruz tuvieron como fecha límite el pasado 30 de enero para que la Comisión Especial emitiera el Dictamen del Expediente de Entrega y Recepción de la Administración Pública Municipal, conforme a la Ley Orgánica del Municipio Libre: 190, Ley para la Entrega Recepción del Poder Ejecutivo y la Administración Pública Municipal, Artículos: 26, Fracciones: Párrafo Primero. Y hasta el 15 de febrero es la fecha límite para que el Tesorero presente al Ayuntamiento los estados financieros del mes anterior, para su glosa preventiva.

 

El Ayuntamiento de Nicolás Reyes ya debió haber enviado el informe de la entrega-recepción al Congreso del Estado, en vía de opinión, y la Legislatura lo remite al Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Veracruz (Orfis).

 

Respecto a las cuentas públicas del periodo 2014-2017 de Héctor Damián Cheng, el Orfis y Congreso del Estado ya aprobaron las del 2014 y 2015, nada más queda por revisar la cuenta pública de 2016 que tuvo observaciones; ya se entregaron y se solventaron, pero se tiene que dictaminar si se solventaron o no.

 

El Orfis envía la respectiva cuenta pública al Congreso del Estado, este es el que avisa, y para el mes de mayo de este 2018 tienen que entregar las observaciones de la cuenta pública 2017, y las envía para que sean entregadas por el actual Ayuntamiento, las manda al actual Contralor para que este avise y se las entregue a los ex funcionarios municipales, y la anterior administración municipal tiene que solventarlas y entregarlas al Orfis; ya no tienen nada que tratar con la actual administración.

 

Si el Orfis y el Congreso del Estado llegaran a aprobar todas las cuentas públicas del Ayuntamiento (2014-2017) de Héctor Damián Cheng, la actual administración de Nicolás Reyes tendría toda la libertad de poder ejercitar otra vía -para demandar o exigir auditorías-, pero sería muy complicado porque “estarían en firme”; como le llaman los abogados cuando hay una resolución.

 

c. e.: elesquijote47@hotmail.com

         andres.cabrera@plumasdelgolfo.com

         www.facebook.com/esquijote

         (@Andrs52_quijote) | Twitter

cel.: 922 102 8951

 

Leave a Comment

© 2016 Todos los derechos reservados plumasdelgolfo.com. Portal Desarrollado en WordPress por 24Creativo.

Scroll to top