El retuit de Ricardo Alemán y las “legiones de idiotas” observadas por Umberto Eco Reviewed by Momizat on . CLAROSCUROS   Por José Luis Ortega Vidal (1) En 1964 el filósofo italiano Umberto Eco publicó su ensayo: “Apocalípticos e Integrados”, una obra clásica de CLAROSCUROS   Por José Luis Ortega Vidal (1) En 1964 el filósofo italiano Umberto Eco publicó su ensayo: “Apocalípticos e Integrados”, una obra clásica de Rating: 0
You Are Here: Home » Opinión » Jóse Luis Ortega Vidal » El retuit de Ricardo Alemán y las “legiones de idiotas” observadas por Umberto Eco

El retuit de Ricardo Alemán y las “legiones de idiotas” observadas por Umberto Eco

El retuit de Ricardo Alemán y las “legiones de idiotas” observadas por Umberto Eco

CLAROSCUROS

 

Por José Luis Ortega Vidal

(1)

En 1964 el filósofo italiano Umberto Eco publicó su ensayo: “Apocalípticos e Integrados”, una obra clásica de análisis y crítica profundos a los Mass Media, o Medios Masivos de Comunicación.

La obra abarca muchos referentes entre los que destacan el mito, el cómic, la cultura desde la perspectiva aristocrática, la cultura de masas y los posicionamientos que al respecto asumen diversos actores sociales: los creadores, los intelectuales, el pueblo, etcétera.

La obra de Eco fue visionaria y cuando se escribió aun no existía la red de internet, poderosa  herramienta que hoy une al mundo a través de un simple teclazo frente a la computadora.

Para Eco los apocalípticos eran quienes rechazaban el papel de los Mass Media por considerar que juegan un papel desintegrador de elementos culturales de raíz.

Frente a ellos están los integrados, quienes observan en los medios masivos de comunicación la opción de las sociedades industrializadas para integrar a grandes masas poblacionales que de otro modo no tendrían acceso a elementos de desarrollo social o cultural producto justamente del avance económico e industrial, no necesariamente capitalista.

La obra de Umberto Eco viene a colación por el suceso nacional y mundial que representó el retuit del periodista Ricardo Alemán, el pasado domingo, en el que se dirige a “los chairos” –seguidores de Andrés Manuel López Obrador, bajo la frase “ahí les hablan”.

El tuit original que retuiteó Ricardo Alemán se refiere a celebridades del mundo del espectáculo que han sido asesinadas por fans, como John Lennon, Versace y Selena.

Justificada su acción como una “advertencia” por el propio Ricardo Alemán, cientos de miles de usuarios de redes sociales lo interpretaron con una provocación.

Es decir, una “invitación” del periodista a un magnicidio contra el candidato de MORENA a la Presidencia de la República.

Un análisis elemental de la sintaxis empleada por Ricardo Alemán en el lenguaje en construcción que representan las redes sociales –elementos integrantes de los Mass Media analizados por Eco en 1964- deja en claro la ambigüedad del retuit del periodista.

¿Violó códigos de ética Ricardo Alemán, despedido el mismo día de Televisa y Canal Once?

He ahí un tema de debate para los apocalípticos y los integrados.

En este caso me sumo a los apocalípticos: sí, Ricardo Alemán convocó a un magnicidio sin medir las consecuencias no tanto de su propuesta absurda sino de la reacción mediática que provocaría.

Marshall McLuhan, otro filósofo clásico en los estudios del lenguaje dejó a la posteridad su frase: “El medio es el mensaje”.

El tuit que el hoy periodista sin empleo en dos televisoras –se mantiene como columnista en el diario Milenio- lanzó al mundo cibernético corrobora la idea del intelectual canadiense: las palabras tienen vida propia y exigen una responsabilidad absoluta para quienes vivimos de su uso.

Desde el punto de vista jurídico el señor Alemán habría cometido una apología del delito y de consumarse el despropósito de su intención le podrían esperar hasta 50 años de cárcel.

(2)

Umberto Eco (+) acusó a las redes sociales de generar una “invasión de imbéciles”, pues “dan el derecho de hablar a legiones de idiotas”.

(3)

La reunión en petit comité que sostuvo Miguel Ángel Yunes Márquez en el sur de Veracruz unos días atrás tuvo como impulso principal un dato preocupante para su equipo de campaña, para su padre –el gobernador y principal promotor de su relevo- y para el propio candidato del PAN/PRD/MC: su desventaja en la región del río Coatzacoalcos es de 1-7 en preferencias electorales.

Los Yunes y la coalición partidista que los acuerpa tienen previsto perder en el sur de la entidad pero la estrategia consiste en que su derrota sea lo menos severa posible.

Buscan ganar la región centro y aplastar en Veracruz-Boca del Río, además de ganar en el norte, sobre todo en la zona de la huasteca.

Empero, una derrota de siete votos contra uno podría significar un torpedo que ponga a su barco en condiciones de hundimiento.

Añadamos dos datos: el centro de la entidad luce dividido y los tiempos en que el PAN dominaba casi al 100 % esa zona han pasado.

Específicamente la región Córdoba-Orizaba tiene presencia muy importante del PRI y de MORENA y la región totonaca con el corredor Papantla- Poza Rica luce en condiciones semejantes.

De ahí, pues, el regaño que Miguel Ángel Yunes Márquez aplicó a la estructura de su partido y en particular a funcionarios estatales que en teoría deben recabar recursos públicos para operar a favor del joven ex alcalde de Boca del Río.

Vamos, las cosas en el sur están tan preocupantes que incluso Tito Delfín Cano, diputado local en funciones y candidato del PAN/PRD/MC a la diputación federal por el distrito de Cosamaloapan no termina de cuajar –nos informan- y eso que es considerado una “chucha-cuerera” en esto de la grilla electoral.

José Yunes Zorrilla y Cuitláhuac García Jiménez siguen creciendo y el yunismo a la baja en suelo jarocho.

 

 

Leave a Comment

© 2016 Todos los derechos reservados plumasdelgolfo.com. Portal Desarrollado en WordPress por 24Creativo.

Scroll to top