• Destacó la importancia de establecer los mecanismos para la incorporación y participación de nuevos países comprometidos con el desarrollo integral de los litorales, mares y océanos del planeta.

En atención a la invitación que le extendió la Primera Ministra de Noruega, Erna Solberg, el Presidente Enrique Peña Nieto participó hoy en la Reunión Inaugural del Panel de Alto Nivel para Construir una Economía Oceánica Sostenible, del cual es miembro, junto con otros 11 Jefes de Estado y de Gobierno.

En su intervención, el Presidente Peña Nieto aseguró que preservar la riqueza marina es una tarea prioritaria para un país megadiverso como México, que cuenta con una superficie marina de más de 3 millones de km2 y más 11 mil km de costas, de las cuales viven más de 30 millones de personas.

México tiene una firme determinación de alcanzar un equilibrio entre crecimiento económico, seguridad alimentaria y conservación de los ecosistemas, aseveró el Primer Mandatario y destacó que, por ello, durante su gobierno se han fortalecido las acciones dirigidas al fomento de la pesca y acuacultura sustentables; el combate a la pesca ilegal; la conservación de las especies marinas; la reducción de la contaminación de océanos, y el aumento de la superficie marina bajo régimen de protección ambiental.

Ejemplo de ello, puntualizó, lo tenemos en las 182 Áreas Naturales Protegidas alcanzadas hasta ahora ─alrededor de 91 millones de hectáreas, casi 70 millones en zonas marinas─, como el recientemente creado Parque Nacional Archipiélago de Revillagigedo. Asimismo, el Titular del Ejecutivo Federal destacó que cumplimos anticipadamente con el componente marino de la Meta de Aichi, que establece proteger el 10% de la superficie marina, y duplicamos dicho compromiso.

El Presidente Peña Nieto enfatizó en la importancia de establecer los mecanismos para la incorporación y participación de nuevos países comprometidos con el desarrollo integral de los litorales, mares y océanos del planeta. En este sentido, declaró que México trabajará especialmente con Chile y Jamaica para que más países de América Latina y el Caribe se integren a esta causa.

Finalmente, el Mandatario mexicano propuso que el Panel de Alto Nivel pueda trabajar para estudiar y encontrar una solución conjunta ante la llegada atípica de sargazo a los litorales del Atlántico Poniente. El Presidente indicó que el arribo masivo de esta alga puede tener graves repercusiones ambientales, económicas y sociales, especialmente para países del Caribe, y para contrarrestarlo, propuso la realización de una Conferencia Regional ─con el apoyo de la ONU─ en la que se analicen factores como el cambio climático, la conservación de la biodiversidad y la contaminación marina.