Versión estenográfica del presidente durante el inicio de los trabajos de la nueva Refinería de Dos Bocas Reviewed by Momizat on . Mensaje del presidente de México desde Paraíso, Tabasco MODERADOR: Preside esta ceremonia de presentación de los inicios de los trabajos de la nueva refinería D Mensaje del presidente de México desde Paraíso, Tabasco MODERADOR: Preside esta ceremonia de presentación de los inicios de los trabajos de la nueva refinería D Rating: 0
You Are Here: Home » Gobierno » Versión estenográfica del presidente durante el inicio de los trabajos de la nueva Refinería de Dos Bocas

Versión estenográfica del presidente durante el inicio de los trabajos de la nueva Refinería de Dos Bocas

Versión estenográfica del presidente durante el inicio de los trabajos de la nueva Refinería de Dos Bocas

Mensaje del presidente de México desde Paraíso, Tabasco

MODERADOR: Preside esta ceremonia de presentación de los inicios de los trabajos de la nueva refinería Dos Bocas, el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Andrés Manuel López Obrador.

También nos honra con su presencia el licenciado Adán Augusto López Hernández, gobernador constitucional del estado de Tabasco.

Damos la bienvenida a la doctora Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente de constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

Nuestro agradecimiento a la presencia de la ingeniera Norma Rocío Nahle García, secretaria de Energía.

Nuestro agradecimiento al general Luis Cresencio Sandoval González, secretario de la Defensa Nacional.

También nos acompaña el almirante José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina.

Nuestro agradecimiento a la presencia del ingeniero Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes.

La doctora Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, secretaria de la Función Pública.

El ingeniero Octavio Romero Oropeza, director general de Petróleos Mexicanos.

Nos acompaña el ingeniero Marco Antonio Osorio Bonilla, director general del Instituto Mexicano del Petróleo.

También nos acompaña la doctora Blanca Elena Jiménez Cisneros, directora general de la Comisión Nacional del Agua.

Nuestro agradecimiento a la presencia del licenciado Manuel Bartlett Díaz, director general de la Comisión Federal de Electricidad.

Nos acompaña el licenciado Luis Vera Morales, director ejecutivo de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Y el presidente municipal de Paraíso, Tabasco, Antonio Alejandro Almeida.

Asimismo, saludamos a los representantes de organizaciones de la sociedad civil, a los funcionarios de los tres niveles de gobierno, a los medios de comunicación, a quienes nos ven en vivo y en directo por la transmisión televisiva que llega a todo el país y por internet al mundo entero.

Todas y todos ustedes sean bienvenidos.

A continuación, señoras y señores, escucharemos las palabras de bienvenida a cargo del licenciado Adán Augusto López Hernández, gobernador constitucional del estado de Tabasco.

ADÁN AUGUSTO LÓPEZ HERNÁNDEZ, GOBERNADOR DE TABASCO: Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Hace casi un siglo, cuando Tabasco, era prácticamente una isla, uno de los grandes poetas tabasqueños, José Gorostiza, escribió un hermoso poema que se llama Oración, que más o menos dice así: ‘La barca morena de un pescador, cansada de bogar en la orilla se puso a rezar. Señor, hazme un puerto a la orilla de este mar’.

Hoy los mexicanos a la orilla de ese puerto vamos a iniciar la construcción de una refinería aquí, en Tabasco.

Señor presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Andrés Manuel López Obrador:

Sea usted bienvenido a su tierra; aquí, donde el verde nace a flor de agua.

Sean bienvenidos señor secretario de la Defensa, señor secretario de Marina, señor director general de Petróleos Mexicanos, señora secretaria de Energía, señora secretaria de la Función Pública; señor director de la Comisión Federal de Electricidad, señor secretario de Comunicaciones y Transporte, señora Beatriz Gutiérrez Müller y a los demás integrantes del presídium

Después de una larga lucha, un añejo anhelo de los mexicanos se concretiza en esta soleada mañana.

Inicia la construcción de una refinería en Tabasco, que significa en realidad el inicio de la Cuarta Transformación nacional. No más dependencia energética del extranjero.

Los mexicanos, los tabasqueños somos capaces, no nada más de cuidar nuestro petróleo, somos capaces de transformarlo, somos capaces de obtener la autosuficiencia energética; por eso estamos hoy aquí, por eso señor presidente le decimos, Tabasco va a acompañarle en esta travesía.

No le vamos a fallar, estaremos como uno solo, unidos, trabajando para construir un México y un Tabasco mejor.

Muchísimas gracias, señor presidente.

Bienvenidos todos.

MODERADOR: Muchas gracias al licenciado Adán Augusto López Hernández, gobernador constitucional del estado de Tabasco.

Ahora escucharemos las palabras del ingeniero Octavio Romero Oropeza, director general de Petróleos Mexicanos.

OCTAVIO ROMERO OROPEZA, DIRECTOR GENERAL DE PETRÓLEOS MEXICANOS: Licenciado Andrés Manuel López Obrador, presidente de los Estados Unidos Mexicanos; licenciado Adán Augusto López Hernández, gobernador constitucional de Tabasco; ingeniera Rocío Nahle García, secretaria de Energía.

General Luis Cresencio Sandoval González, secretario de la Defensa Nacional; almirante José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina; ingeniero Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes; doctora Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública; ingeniero Marco Osorio Bonilla, director general del IMP; licenciado Manuel Bartlett Díaz, director general de la Comisión Federal de Electricidad; doctora Blanca Elena Jiménez, directora general de Conagua; licenciado Luis Vera Morales, director ejecutivo de la ASEA; y señor Antonio Alejandro Almeida, presidente municipal de Paraíso, Tabasco.

Amigas y amigos todos.

Sean bienvenidos al Puerto de Dos Bocas, municipio de Paraíso, Tabasco.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha establecido en el Plan Nacional de Desarrollo que el sector energético se plantea como una de las palancas estratégicas para impulsar el desarrollo económico de México.

Para ello se propuso como uno de sus grandes objetivos el fortalecimiento de la infraestructura de refinación de hidrocarburos, que garantice y brinde seguridad a la población en el abasto de combustibles. Este reto de la presente administración se materializa en el proyecto de la nueva refinería de Dos Bocas.

La ubicación que se ha elegido es el sureste mexicano por ser una región estratégica con abundantes fuentes primarias de energía, y así también el Puerto de Dos Bocas como el sitio óptimo por contar con infraestructura petrolera y marítima, lo cual habrá de aprovecharse para el desarrollo de este trascendental proyecto.

Además de su ubicación natural, la población de la zona ha asimilado la actividad petrolera desde hace casi medio siglo, de manera que existe una entusiasta aceptación hacia el proyecto, lo que permite prever un total respaldo social a la nueva refinería.

Después de varias décadas de prácticamente nula inversión productiva en la transformación de hidrocarburos, México recobra con el presidente Andrés Manuel López Obrador su vocación soberana para reubicarse como potencia internacional en energía.

Esta nueva refinería incrementará de manera sustancial nuestra oferta nacional de combustibles, y junto con la rehabilitación de las seis refinerías que conforman hoy el Sistema Nacional de Refinación satisfará la creciente demanda de la economía mexicana en pleno desarrollo.

Gracias a la intervención del Estado, y con el liderazgo del titular del Ejecutivo, hemos logrado la coordinación institucional y el compromiso de todos y cada uno de los actores del gobierno federal involucrados, particularmente con la Secretaría de Energía y su titular, Rocío Nahle García.

Mención especial merece en este punto la participación de las Fuerzas Armadas de nuestro país.

Es por eso que quiero agradecer a las secretarías de la Defensa Nacional y Marina Armada de México, y a sus titulares, general Luis Cresencio Sandoval y almirante José Rafael Ojeda, el extraordinario esfuerzo que han desplegado en las acciones contra el robo de hidrocarburos, en el resguardo de nuestras instalaciones y en la protección diaria que brindan a la operación e integridad de los trabajadores de Pemex y, por si fuera poco, al pueblo de México.

Petróleos Mexicanos cuenta, sin lugar a dudas, con los mejores profesionales, técnicos y obreros en todas las especialidades de la energía, y estamos acompañados por otras y otros del Instituto Mexicano del Petróleo y centros académicos de excelencia de nuestro país; cuenta sobre todo con el decidido apoyo del pueblo mexicano.

Nuestro Consejo de Administración aprobó en diciembre del año pasado que el desarrollo de una refinería en Dos Bocas, Tabasco forma parte del planteamiento estratégico institucional de Pemex Transformación Industrial, que se deriva del plan de negocios de Petróleos Mexicanos.

Del mismo modo, en sesión reciente aprobó el caso de negocios, en particular de la nueva refinería de Dos Bocas.

Asimismo, Pemex continúa documentando de manera puntual en tiempo y forma los requisitos técnicos y normativos para cumplir oportunamente con todo lo previsto en nuestra legislación aplicable sobre la materia, así como con los parámetros internacionales.

Por otra parte, me permito informarle, señor presidente, que mantenemos una permanente comunicación con la población de la zona, con las autoridades estatales, municipales y comunitarias, a fin de garantizar los máximos beneficios potenciales en términos de la economía regional.

A lo largo de cada una de las fases de este proyecto estaremos cerca de la población y sus autoridades, atendiendo los efectos regionales de este gran proyecto para evitar los desequilibrios y otros aspectos negativos que hubo en el pasado reciente.

Siguiendo sus instrucciones, señor presidente, en el sentido de aportar beneficios a la región, se contratará la mayor cantidad posible de empresas y mano de obra local.

Adicionalmente, se tiene previsto incluir obras hidrológicas en la zona de impacto, que darán beneficios a la comunidad, como son la limpieza y el saneamiento del Río Seco, la instalación de plantas tratadoras de aguas residuales y obras de drenaje que se sumarán a otras acciones consideradas en el proyecto.

Esta puesta en marcha el día de hoy de los trabajos para el acondicionamiento del sitio donde se construirá la nueva refinería de Dos Bocas significa el inicio de la recuperación de la seguridad nacional, mediante el ejercicio de la soberanía en nuestros recursos energéticos, especialmente el petróleo.

La defensa de México, de su soberanía, está en el continuo esfuerzo para garantizar el empleo, la seguridad, el abasto energético y alimentario. En suma, la defensa de nuestra soberanía está en el desarrollo social y económico para ofrecer al mundo una patria justa y generosa.

Por todo lo anterior y como siempre, agradecemos profundamente a usted, señor presidente, su decidido apoyo a Petróleos Mexicanos. Sabremos responder a su confianza y a las esperanzas de nuestro pueblo.

Muchas gracias.

MODERADOR: Muchas gracias de igual manera al ingeniero Octavio Romero Oropeza, director general de Petróleos Mexicanos.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

VOZ HOMBRE: Como parte del proyecto estratégico de nación en materia de autosustentabilidad y seguridad energética del país, este día se inicia en Paraíso, Tabasco, los trabajos en el sitio donde se desarrollará la nueva refinería.

La nueva refinería estará localizada en terrenos de Pemex Transformación Industrial, latitud 18.423155 y longitud -93.196175. Tendrá una capacidad de procesamiento de 340 mil barriles por día, procesará crudo maya de 22 grados API y así generará 170 mil barriles de gasolina y 120 mil barriles de diésel diarios, así como turbosina y asfaltos.

Contará con 17 plantas de procesos, energía eléctrica y servicios auxiliares; tanques y esferas de almacenamiento, talleres, edificios, áreas verdes, puntos de descarga marítimo, ferroviario, terrestre y por ducto.

Toda esta magna infraestructura estará sobre 566 hectáreas aquí, en Dos Bocas, donde llega directamente el petróleo. El gran reto de todos los trabajadores mexicanos será construirla en un tiempo de tres años bajo un esquema de ejecución acelerada, aprovechando las capacidades tecnológicas que existen actualmente.

Esta refinería va a surtir vía marítima gasolina a los puertos de Tuxpan, Veracruz, Pajaritos y Progreso.

Por 35 kilómetros de ductos se conectará a la red nacional de poliductos para distribuir hasta en el entronque con Minatitlán; de ahí podrá enviarse a la Ciudad de México y también al Puerto de Salina Cruz para despachar vía marítima a los puertos de Acapulco, Lázaro Cárdenas, Manzanillo, Topolobampo y Rosarito.

Para la realización de este proyecto, Pemex tiene licencia de todas las plantas de proceso: IMP, IMP-AXENS, IMP-Exxon Mobil, Axel, Bechtel, UOP, Tecnip, Jacobs.

Como parte de la planeación y la ejecución acelerada se definió la construcción mediante seis paquetes de obras.

Paquete uno. Planta combinada y planta coquizadora.

Paquete dos. Plantas hidrodesulfuradoras de diésel, hidrodesulfuradoras de gasóleos, hidrodesulfuradoras de naftas, y reformadoras de naftas.

Paquete tres. Planta de desintegración catalítica y isomerizadora de butanos, pentanos y hexanos, recuperadora de azufre y productora de hidrógeno, planta de alquilación.

Paquete cuatro. Plantas de aguas amargas no fenólicas, aguas amargas fenólicas, plantas regeneradoras de aminas y plantas de tratamiento de gases.

Paquete cinco. Almacenamiento y manejo de producto.

Paquete seis. Servicios e integración, edificios y urbanización interna.

Adicionalmente se consideran obras hidrológicas que darán beneficios a la comunidad en favor del medio ambiente.

En este proyecto se destinan ocho mil millones de dólares que generaran 100 mil empleos directos e indirectos, beneficiando el bienestar de la región sur de nuestro país.

Llego el momento. Hoy nuestro país rescata su esencia, hoy estamos trabajando en la esperanza que se sembró.

Hoy Pemex y México vuelven a brillar.

(FINALIZA VIDEO)

MODERADOR: Para continuar escucharemos también las palabras de la ingeniera Norma Rocío Nahle García, Secretaria de Energía.

NORMA ROCIO NAHLE GARCÍA, SECRETARIA DE ENERGÍA: Buenas tardes.

Saludo al señor presidente de la República, al licenciado Andrés Manuel López Obrador y a todo el presídium que nos acompaña, así como también a los invitados aquí presentes, legisladores, técnicos, trabajadores del sector energético, empresarios, ciudadanos en general.

Hoy es un día que quedará marcado en la historia de nuestro país; venimos a informarle al pueblo de México que hoy 2 de junio del 2019 se da inicio a los trabajos de lo que será la refinería de Dos Bocas.

Tuvieron que pasar 40 años para que Petróleos Mexicanos volviera a retomar su plan de construcción integral en transformación industrial en el sistema de refinación.

Y con esta acción, no sólo vamos a lograr construir otra refinería más, sino que con esto volvemos a hacer ingeniería, volvemos a ser protagonistas en el entorno mundial en este sector.

Con esto venimos a recordarnos que los mexicanos tenemos la capacidad, el ingenio, empuje y visión para hacer grandes infraestructuras. Eso es lo que también nos dará esta magna obra.

La producción de combustibles es un gran negocio en todo el mundo; para Pemex ha representado por años ganancia y trabajo y, sobre todo, esta noble empresa es de reconocer quien ha mantenido la movilidad en este país.

La refinación es tan buen negocio, que falta observar las cuantiosas ganancias que esta actividad deja en otro país.

Por ejemplo. Los márgenes de utilidad en la refinación de petróleo en una refinería de capacidad de hasta 350 mil barriles por día en el vecino país en Estados Unidos, reportada en el cuarto cuatrimestre del 2018, la utilidad fue en promedio de 16.53 dólares por barril.

Esto nos muestra que, si se operan correctamente las plantas, en cuatro o cinco años se recupera su inversión. Esto, sin contar el bajo costo de insumo de petróleo crudo que se tendrá en este proyecto, porque no se va a tener que acudir a intermediarios para su abasto.

Esta refinería tendrá el crudo de la calidad correcta al tipo de planta de operación que ha sido diseñada y con precios de venta competitivos, sin castigos por falta de acceso al mercado.

Esta es una de las muchas ventajas por las que se realiza este importante proyecto en este lugar. Cada obra tiene su historia.

¿Cómo se construyeron las seis refinerías existentes en México?

¿Cómo fue que se determinó en cada una su construcción?

¿Por qué el presidente José López Portillo, en 1979 inauguró la refinería Antonio Dovalí Jaime, en Salina Cruz; y la refinería Héctor R. Lara Sosa en Cadereyta?

¿Cómo fue que el presidente Luis Echeverría decidió construir la refinería Miguel Hidalgo en Tula?

¿Qué impulsó al presidente Adolfo Ruiz Cortines, cuando en 1956 arrancó la refinería Lázaro Cárdenas de Río en Minatitlán, en su segunda etapa?

¿Qué llevó a tomar la decisión al presidente Miguel Alemán Valdés en 1950 cuando inauguró la refinería ingeniero Antonio M. Amor, en Salamanca?

¿Y qué pensar de la refinería de Madero que, tras de un siglo se ha reconstruido, rehabilitado y reconfigurado para abastecer combustibles al país?

En todas ellas hay un factor común: se necesitaban, era prioridad en la política abastecer el consumo. Había que dar valor agregado y sobre todo tener seguridad energética.

Hoy esta nueva refinería no sólo cumple con atender lo anteriormente descrito, sino que en esta Cuarta Transformación estamos conscientes que hubo un tiempo perdido, que se permitió un rezago tecnológico, laboral e industrial en este sector, que tenemos una dependencia severa, que el tiempo apremia, que tenemos prisa, porque a este gobierno nos demanda un pueblo y nos impulsan millones de jóvenes que vienen atrás de nosotros para que actuemos y les dejemos el país con mejores condiciones.

Esa es nuestra gran responsabilidad y eso lo entendió el presidente Andrés Manuel López Obrador en sus recorridos por todo el país; por eso estamos aquí. Y me alegra ver que millones de mexicanos acudimos al llamado de la convocatoria que hizo nuestro presidente, que jubilados, técnicos, mujeres, jóvenes, empresarios, constructores y especialistas han dado muestras de apoyo y solidaridad para esta obra.

Desde el 1º de diciembre nos pusimos a trabajar en este proyecto. Han sido múltiples reuniones, análisis, consultas que profesionales de Petróleos Mexicanos, de la Secretaría de Energía, del Instituto Mexicano del Petróleo, universidades, institutos y expertos hemos realizado.

Ya se realizaron los estudios de las condiciones de sitio, estudios hidrológicos, topografía, mecánica de suelos, estudios sismológicos, muestreos de suelo, agua y aire.

En materia ambiental se ha tenido todo el cuidado y estamos trabajando en conjunto con las instancias correspondientes.

Para el acondicionamiento del sitio que arranca hoy, ya se cuenta con la manifestación de impacto ambiental para el dragado y ampliación bajo el resolutivo SGPA/DGIRA/DG07172, que emite Semarnat.

Pemex, el IMP y la Secretaría de Energía han trabajado constantemente con ASEA y Semarnat para cumplir con lo que marca el estudio técnico justificativo para el cambio de uso de suelo; ya está preaprobado y esta semana se entregará el resolutivo final.

Cada paso lleva una secuencia y, en ese sentido, cumpliendo la ley puntualmente. Después de este trámite, en un término de 17 días estaremos presentando en ventanilla el estudio de riesgo ambiental y la manifestación de impacto ambiental regional.

Ya se tiene aprobado el estudio y evaluación de impacto social, los permisos de requerimientos ambientales emitidos por las autoridades municipales y estatales también ya están aprobados; y de acuerdo al cronograma estaremos licitando los seis paquetes de construcción a finales del mes de junio, para que al mismo tiempo todas las secciones estén en levantamiento de obra y podamos cumplir la construcción de la refinería en tres años.

Ya se cuenta con la ingeniería básica y extendida, hay avance en la ingeniería de detalle y se complementará con la ingeniería de construcción.

Para julio debemos iniciar con la procura temprana de los equipos más grandes y en toda adquisición, contratación y compra se buscará el mayor contenido nacional y regional, como lo comentó el director de Pemex.

Es todo un reto, pero estamos seguros de que vamos a lograrlo. Esta es una refinería de todos los mexicanos, es una obra que dejaremos a nuestros hijos, de la cual nos sentiremos orgullosos de haber hecho lo correcto, de haber pasado por esta administración construyendo y aportando a nuestra nación.

Podemos pensar distinto, tener diferentes ideologías, incluso diferentes intereses, pero lo que sí es un hecho que por muchas diferencias que se tengan, todos amamos y queremos nuestra tierra, todos queremos que nos vaya bien, que nuestras futuras generaciones tengan un futuro digno y asegurado. Por ello vemos el cómo. Sí, sumemos esfuerzos, voluntades, conocimientos y ganas, porque esto, esto ya inició y en tres años veremos consumada esta obra.

¡Viva México!

¡Viva Pemex!

¡Y viva la Cuarta Transformación!

MODERADOR: Muchas gracias a la ingeniera Norma Rocío Nahle García, secretaria de Energía.

Ahora damas y caballeros escuchemos el mensaje que nos dirige el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Andrés Manuel López Obrador.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Amigas, amigos, paisanas, paisanos, señoras, señores.

Me da mucho gusto estar aquí, en Dos Bocas, en Paraíso Tabasco en el inicio de los trabajos de esta refinería.

Es oportuno contestar sobre algunas interrogantes, dudas sobre la importancia de esta obra.

Primero, como lo expresó el ciudadano gobernador, debemos de pensar en la autosuficiencia energética; aspiramos a vivir nosotros, nuestros hijos, nuestros nietos, en un país libre, independiente, soberano, no queremos ser colonia de ningún país extranjero.

Y eso se logra cuando se tiene autonomía, cuando se tiene autosuficiencia energética que en la actualidad se ha perdido porque dependemos mucho, demasiado, de la compra de los combustibles en el extranjero.

Estamos consumiendo alrededor de 800 mil barriles diarios de gasolinas y producimos 200 mil. Compramos alrededor de 600 mil barriles diarios de gasolinas.

Como llevamos buenas relaciones con otras naciones, gobiernos, no hay ninguna amenaza de bloqueo y nos venden las gasolinas.

Hace poco enfrentamos el problema del robo de combustible, el llamado huachicoleo, que dañaba mucho. Hubo sabotaje, nos rompían los ductos para dejarnos sin abasto de gasolinas y hacernos retroceder, que aceptáramos la ilegalidad en el robo de los combustibles.

Resistimos, nos ayudó la gente, porque en 10, 15 días no hubo abasto suficiente de gasolinas, pero la gente aguantó, hizo colas, tardaba en cargar hasta un día y salimos adelante, se pudo avanzar. No está de más decir que se robaban 80 mil barriles diarios de gasolinas, el equivalente a 65 mil millones de pesos el año pasado y ya logramos reducir ese robo en un 95 por ciento.

Si seguimos así vamos a ahorrarnos, cuando menos este año, 50 mil millones de pesos, lo que vamos a invertir, por poner un ejemplo, este año en la construcción de esta refinería.

¿Pero a qué quería llegar?

A que, durante estas semanas de crisis, de desabasto, siempre estuvieron llegando los barcos, los buquetanques de gasolina de Estados Unidos, porque compramos el 95 por ciento de la gasolina a Estados Unidos.

Tenemos, repito, buenas relaciones con el gobierno de Estados Unidos y con todos los gobiernos del mundo; pero no queremos exponernos, hay que actuar cuando se trata de la soberanía nacional de manera precavida. Por eso es importante ser autosuficiente.

No fue lógico, no se justifica el que en 40 años no se haya construido una nueva refinería en nuestro país y que se optara durante tanto tiempo por vender petróleo crudo y comprar gasolinas; es como si vendiéramos naranja y compráramos jugo de naranja.

Por eso se decide construir esta nueva refinería y se decide también modernizar las seis refinerías existentes para lograr en el mediano plazo la autosuficiencia en la producción de gasolinas, de diésel y de esta manera poder ofrecer mejores precios de estos combustibles a los consumidores.

En esta primera etapa del gobierno, mientras rehabilitamos las seis refinerías y construimos esta nueva refinería, mantengo el compromiso de que no van a aumentar en términos reales los precios de las gasolinas, del diésel, del gas y de la luz.

Y una vez rehabilitadas las seis refinerías, y construida y en operación esta nueva refinería, vamos a bajar los precios de los combustibles. Y esto ayuda también para explicar a otras regiones del país el porqué de la construcción de la refinería en Dos Bocas que se construye en Tabasco.

Primero, porque es el mejor sitio. No hay otro lugar más apropiado, es una información que hay que transmitir a este puerto, a Dos Bocas.

A esta terminal marítima llega todo el petróleo que se produce en el sureste en Campeche y en Tabasco, y eso muchos no lo saben. ¿Por qué se escogió Dos Bocas? Porque aquí llegan un millón cien mil barriles diarios de crudo y aquí se exporta ese crudo, o va a los ductos para abastecer las seis refinerías del país.

Imagínense cuánto nos ahorramos en instalaciones si ya llega aquí el petróleo, ya tenemos aquí la materia prima. Por eso se decidió que fuese Dos Bocas.

Claro que es un beneficio para Tabasco y es un beneficio para el sureste, pero también, además de ser técnicamente lo más recomendable, es un acto de justicia para Tabasco y para el sureste de México.

¿Cuánto ha aportado Tabasco, Campeche, el sureste al desarrollo nacional?

Mucho. Y en los últimos tiempos se abandonó al sureste, se dejó sin inversión al sur sureste, y ahí están los datos. Por eso el crecimiento económico en el norte hasta seis por ciento anual; lo mismo en el Bajío, en el centro, pero en el sur sureste, decrecimiento económico, bajo cero.

Entonces, ya es el tiempo del sureste en beneficio de todos. Acá están los recursos naturales, acá está el petróleo, acá está el gas. Una de las cosas más absurdas que se hicieron en las pasadas administraciones, es que hasta en materia energética, hasta en materia petrolera, invertían en el norte y en las aguas profundas, cuando el petróleo está en tierra y en las aguas someras. Por eso hubo un gran atraso y por eso se cayó la producción petrolera.

Dos Bocas es un lugar estratégico. Vamos a que se construya aquí la refinería. Ya ven, somos gentes perseverantes y nos gustan los desafíos; la vamos a construir en tres años y va a costar 150 mil millones de pesos. Me canso ganso.

Y es muy importante decirles que ya contamos con los 50 mil para este año, ya tenemos ese presupuesto; y no van a faltar los 50 mil para el 2020 y los últimos 50 mil para el 21, y en tres años vamos a estar inaugurando esta refinería.

Es muy importante también decir que esta obra va a generar mucho trabajo para la gente, va a generar empleos que se necesitan en Tabasco, en el sureste. Aquí se van a ocupar nada más en la etapa de construcción más de 20 mil trabajadores, desde el inicio.

Y aprovecho para decir que se van a abrir bolsas de trabajo para que se apunten libremente los trabajadores, los especialistas, para recomendarlos con las empresas que van a llevar a cabo las obras en la refinería.

Nada de intermediarios, nada de trafique, nada de influyentismo, nada de moche, nada del recomendado del pavo, nada de eso, de manera directa.

Y le pido a los dirigentes sindicales que se porten bien. Ya se acabó la corrupción.

Estamos bien organizados, cuento con el apoyo de Octavio Romero, director de Pemex; y de Rocío Nahle. Los dos están trabajando de manera organizada y en forma conjunta, en coordinación.

Miren lo que hemos hecho. Porque antes lo único que les importaba eran los negocios, el gobierno no estaba hecho para impulsar la actividad productiva, para el bienestar del pueblo era un facilitador de la corrupción.

Y para permitir la corrupción se mantenía un aparato burocrático, oneroso, costosísimo, al grado de que todo el presupuesto se quedaba en el mismo gobierno.

El gobierno estaba ensimismado, todo era para pagar los costos de la burocracia dorada, de los lujos de los altos funcionarios públicos que se hacían de la vista gorda frente a la corrupción; y por eso recibían muy buenos sueldos, los maiceaban muy bien, oficinas. Y oficinas y comisiones y fideicomisos; y ahí se gastaba muchísimo.

Ahora es distinto, tenemos que ajustar la administración a nuestra realidad, a nuestras necesidades.

¿En este caso qué se está haciendo?

Le pedí a Octavio, le sugerí, a él le corresponde también lo de la refinación y la petroquímica y, desde luego extraer el petróleo y la distribución de las gasolinas.

Imagínense una empresa que tiene que ver con explorar, con perforar los pozos, con producir, con refinar, con transformar los productos petrolíferos en petroquímicos, en distribuir a las gasolinerías, las gasolinas, el diésel, eso es Pemex.

¿Qué le planteé a Octavio?

Todo eso hay que atenderlo, pero lo más importante de todo en estos momentos es producir petróleo, es extraer petróleo, porque nos dejaron una crisis en la producción de petróleo, se cayó la producción con la mal llamada Reforma Energética.

Hablaban de que para estos tiempos íbamos a estar extrayendo tres millones de barriles diarios de petróleo crudo y nos dejaron el gobierno con una producción de un millón 650 mil y con una tendencia a la baja. Entonces, tuvimos que intervenir con urgencia.

Por eso la recomendación. Octavio, es importante todo, pero te encargo de manera especial que te ocupes de extraer el petróleo crudo, que de inmediato empecemos a explotar los campos petroleros y que empecemos a perforar para sacar el petróleo, porque si no tenemos materia prima no tenemos refinerías, no tenemos posibilidad de petroquímica, no tenemos posibilidad de nada.

Ya se había llegado al extremo, al colmo de que estábamos comprando petróleo crudo al extranjero, lo que nunca había sucedido en nuestro país por la irresponsabilidad de estos tecnócratas corruptos que malgobernaron México durante 36 años.

Entonces, fue un acuerdo, una división de trabajo: a ver, Octavio, tú ocúpate de extraer el petróleo que necesitamos en 21 campos que ya están en producción y que pronto vamos a aumentar la producción de petróleo crudo; porque el director de Pemex es de primera, es un hombre trabajador, responsable y honesto.

Y en el acuerdo pueden decir: ‘No te pongas celoso, no quiero celos, ni sentimientos, este es un equipo y por encima de todo está el interés general’.

Rocío, que es la secretaria de Energía, que tiene funciones esa secretaría básicamente de carácter normativo, pues no la quiero ahora para eso, eso no es lo fundamental. Ya normatividad hay hasta de más, ya se crearon las reguladoras, la Comisión Reguladora de Energía, el Consejo de Pemex, el Consejo de la Comisión Federal de Electricidad, hay otros consejos, Cenagas, hay otro, la Comisión de Hidrocarburos; o sea, toda una constelación de aparatos burocráticos para conseguir permisos. Y se esmeraban en no dar ningún permiso y atoraban todo. Pues ya no queremos esa normatividad, lo que necesitamos ahora es operar, es hacer las cosas.

Y le pedí a Rocío: Eres ingeniera, tienes convicciones, eres honesta, eres trabajadora, conoces a los mejores refineros que hay en México, los que quedan que nos van a ayudar. Hazte cargo tú de la refinación y ponte de acuerdo con Octavio.

Uno a sacar el petróleo y otro, la otra compañera ingeniera, Rocío Nahle, a refinar el petróleo para producir las gasolinas. Y van bien, no crean ustedes que esto es sencillo, porque hay la mala costumbre del sectarismo: ‘Esta es mi dependencia, esta es mi parcela, aquí no te metas, aquí mando yo’. Eso ya se acabó. Aquí tenemos que hacer equipo para sacar adelante a nuestro país. La patria es primero.

Por eso tengo mucha confianza que vamos a salir bien en este desafío, porque es muy importante tener el apoyo de buenos servidores públicos. Los dos son de primera, Octavio Romero Oropeza, director de Pemex y Rocío Nahle, secretaria de Energía.

Por si fuese poco, contamos con el apoyo del gobernador de Tabasco, del presidente municipal de Paraíso, de Antonio, y contamos con el apoyo de los empresarios del sector petrolero, empresarios mexicanos y también empresarios extranjeros.

Ahora acabo de hablar con los representantes de la empresa holandesa que ganó la primera licitación y les decía: Lo que queremos es que actúen de manera responsable y con honestidad, eso es lo que queremos, porque hay muy malas experiencias. Ahí está el lamentable caso de Odebrecht.

Miren nada más lo que ha sucedido con esas empresas, con esa empresa en particular que entregó sobornos a funcionarios públicos y llevó a la cárcel a presidentes de la República de varios países por el contubernio entre empresas y funcionarios públicos.

Esta corrupción ya no queremos que se de en nuestro país. No queremos ya este contubernio.

Que las empresas puedan participar. Van a tener todo el apoyo, todo el respaldo. Piso parejo, no va a haber influyentismo, no se va a pedir moche para entregar contratos.

¿Y qué pedimos de las empresas?

Lo mismo, responsabilidad, honestidad.

Miren, yo soy admirador de los gobiernos y de lo que han hecho los pueblos de los países nórdicos, de Suecia, de Dinamarca, de Noruega. En esos países no hay corrupción, así como se los estoy diciendo, y lo pueden indagar, no hay corrupción en esos países. Cuando uno habla con un ciudadano de algún país de esos y toca el tema de la corrupción no lo entienden, porque no hay corrupción, no es parte de su vida la corrupción.

¿Qué ventaja tienen esos países?

Como no hay corrupción, no hay pobreza; y como no hay corrupción, también en esos países no hay inseguridad, no hay violencia. La corrupción hay que acabarla, hay que eliminarla, hay que desterrarla porque es lo que impide que nuestro país pueda progresar.

Yo sostengo que a pesar de los pesares con todos los obstáculos que enfrentemos, México se va a convertir en una potencia con dimensión social, porque no se va a permitir la corrupción ni la impunidad.

Nuestro país tiene todo para salir adelante, muchos recursos naturales, ya quisieran otros países tener el petróleo que hay en México, de 200 países del mundo sólo 20 tienen petróleo; nosotros tenemos, pero no sólo petróleo, tenemos gas, tenemos oro, tenemos plata, tenemos cobre, tenemos buenas tierras para la producción agropecuaria, litorales.

Tenemos un mundo de recursos, un pueblo de primera, con una gran cultura que viene de lejos, una gran cultura que nos ha salvado siempre ante todas las calamidades de temblores, de inundaciones, de hambrunas, de malos gobiernos; entonces, tenemos riquezas naturales como pocos países en el mundo y tenemos un pueblo trabajador.

¿Qué es lo que hacía falta?

No quiero presumir, hacía falta un buen gobierno.

Tres cosas, repito, se requieren: recursos naturales, riquezas; un pueblo trabajador y un buen gobierno para que México sea una potencia con dimensión social, porque queremos progreso, pero con justicia, porque el progreso sin justicia es retroceso.

Queremos caminar todos juntos, queremos que el que se quede atrás se le dé la mano para que se empareje y caminemos todos justos, para sentirnos más humanos, más fraternos, más solidarios.

Aquí en mi tierra, en mi agua, quiero mandar un memorándum al pueblo de Estados Unidos de Norteamérica, dice así:

El gobierno de México es amigo del gobierno de Estados Unidos de Norteamérica. El presidente de México quiere seguir siendo amigo del presidente Donald Trump, pero, sobre todo, los mexicanos somos amigos del pueblo estadounidense. A ellos me dirijo desde Paraíso, Tabasco.

Juremos que nada ni nadie separe nuestra bonita y sagrada amistad.

Andrés Manuel López Obrador.

Muchas gracias.

 

Fuente: https://www.gob.mx/presidencia/articulos/version-estenografica-del-presidente-durante-el-inicio-de-los-trabajos-de-la-nueva-refineria-de-dos-bocas?idiom=es

Leave a Comment

© 2016 Todos los derechos reservados plumasdelgolfo.com. Portal Desarrollado en WordPress por 24Creativo.

Scroll to top