Le ganó la soberbia Reviewed by Momizat on . Añoran su burdel… ABRIENDO BRECHA Por Andrés Rodríguez Cabrera Al ahora empoderado titular de la Secretaría de Salud del gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, Añoran su burdel… ABRIENDO BRECHA Por Andrés Rodríguez Cabrera Al ahora empoderado titular de la Secretaría de Salud del gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, Rating: 0
You Are Here: Home » Opinión » Andrés Rodríguez » Le ganó la soberbia

Le ganó la soberbia

Le ganó la soberbia

Añoran su burdel…

ABRIENDO BRECHA

Por Andrés Rodríguez Cabrera

Al ahora empoderado titular de la Secretaría de Salud del gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, Roberto Ramos Alor, por motivo de mi trabajo lo conocí hace más de 25 años cuando él militaba en partidos de oposición en Coatzacoalcos, aunque nunca lo traté se le observaba y era considerado como una persona idealista, sencilla y honesta.

Pasado el tiempo, con un PRD debilitado y desacreditado por las alianzas que sus dirigentes estatales hicieron con los corruptos ex gobernadores priistas, Fidel Herrera Beltrán (2004-2010) y Javier Duarte de Ochoa (2010-2016), en las elecciones locales de 2013 Ramos Alor apoyó al candidato por el PT a la presidencia municipal de Minatitlán, Alberto Ruiz Roset, pero al  ganar la alcaldía el priista José Luis Sáenz Soto, Alberto Ruiz solo obtuvo la Regiduría Novena con la comisión de Salud y Asistencia Pública para su hija Dulce Mariel Ruiz Sánchez.

Como Roberto Ramos andaba de “capa caída”, Dulce Mariel Ruiz lo propone y contratan como su coordinador de salud, a partir del 1 de enero de 2014. Antes de que Ruiz Sánchez anunciara su renuncia a la Regiduría Novena, el 6 de febrero de 2017, Roberto Ramos es nombrado director del Hospital Regional Valentín Gómez Farías de Coatzacoalcos, el 12 de enero de 2017, después de haber apoyado a la coalición PAN-PRD que ganó la gubernatura con Miguel Ángel Yunes Linares, en 2016; cargo que ostentó a regañadientes hasta el 16 de agosto de 2017, porque antes exigió que merecía la Jurisdicción Sanitaria No. 11 que Miguel Ángel Yunes le dio a la odontóloga Lourdes de la Barrera Jiménez, el 2 de diciembre de 2016.

Ostentándose aun como perredista y a cargo de la Dirección del Hospital Regional Valentín Gómez Farías, Ramos Alor es destituido por instrucciones del entonces secretario de Gobierno Rogelio Franco Castán, porque “detectaron” que coqueteaba con la también entonces diputada federal por Morena, Norma Rocío Nahle García.

Molesto por la chicanada, según él infundada por Rogelio Franco, Roberto Ramos decide apoyar la coalición que logró el triunfo del actual gobernador por Morena, Cuitláhuac García Jiménez; el maniqueo estatal lo adopta y así logra la titularidad de la Secretaría de Salud.

En sus más de 30 años de carrera administrativa y política, a Roberto Ramos se le observó públicamente conducirse con perfil bajo y trato respetuoso. Nunca mostró soberbia alguna cuando fue coordinador de Salud de Dulce Mariel Ruiz, es más cuando el reportero llegaba a entrevistar a la regidora Ramos Alor nos preguntaba si debía salirse de la oficina, y ambos le contestábamos que no por el respeto y absoluta discreción que siempre demostraba a las declaraciones de la edil y preguntas del que esto escribe.

Pero como el pinche poder pierde y corrompe, sintiéndose ahora en los cuernos de la luna del maniqueo Ramos Alor despotrica contra representantes de los medios de comunicación que lo cuestiona por sus nulos resultados y supuestos actos de corrupción que detectan en la Secretaría de Salud a su cargo, como es el caso particular de los contratos o compra de medicina a la empresa Abastecedora de Insumos y Salud (Abisalud) por más de 36 millones de pesos, donde en una conferencia de prensa expresó su torpeza infinidad de veces replicada “no les embona ningún chile”, el 5 de este mes.

Ahora que a Roberto Ramos le embonan otros chiles en el segundo orden de gobierno, se olvidó por completo del trato amable y respetuoso con que dispensaba a los reporteros de la zona sur del estado.

Tan jodido anduvo económica y políticamente Ramos Alor, que en los últimos 15 años tuvo que sobrevivir con su burdel Puerto Rico ubicado en la Avenida Zaragoza No. 619, entre las avenidas Ignacio de la Llave y Vicente Guerrero, en la colonia Centro de Coatzacoalcos; lugar donde los fines de semana Roberto Ramos atendía y departía con gente de costumbres diferentes.

Pero apenas fue nombrado secretario de Salud en el gobierno de Cuitláhuac García, Ramos Alor cerró el  negocio que durante más de 15  años lo mantuvo a flote, donde ahora en la parte frontal del inmueble se puede leer el aviso textual: “CERRADO POR REMODELACIÓN-POR SU COMPRENSIÓN- ¡¡GRACIAS!!

Que a nadie le quepa la menor duda que con el pinche poder que ahora presume Roberto Ramos podría trasladar su burdel Puerto Rico a la ciudad de Xalapa, porque como cita el dicho popular “Perro que come huevos, aunque le quemen el hocico”.

Da pena ajena ver como personas o políticos pierden en segundos lo construido en décadas. Ramos Alor no tan solo le faltó el respeto a los reporteros, políticos y ciudadanos, sino que se faltó el respeto a sí mismo: la incertidumbre o temor de perder una posición que nunca antes tuvo en su vida lo obligó a expresarse de manera ruin y vulgar, todo por el afán de defender lo indefendible.

c. e.: elesquijote47@hotmail.com

         andres.cabrera@plumasdelgolfo.com

         www.facebook.com/esquijote

         (@Andrs52_quijote) | Twitter

cel.: 922 102 8951

Leave a Comment

© 2016 Todos los derechos reservados plumasdelgolfo.com. Portal Desarrollado en WordPress por 24Creativo.

Scroll to top