¿Complot o mala suerte? Reviewed by Momizat on . CAFÉ POLACO Alejandro Martínez H. ¿Mal de ojo? O ¿Maldición gitana? La verdad, también es posible que sólo sea mala suerte o no saber escoger a sus colaboradore CAFÉ POLACO Alejandro Martínez H. ¿Mal de ojo? O ¿Maldición gitana? La verdad, también es posible que sólo sea mala suerte o no saber escoger a sus colaboradore Rating: 0
You Are Here: Home » Opinión » Alejandro Martinez » ¿Complot o mala suerte?

¿Complot o mala suerte?

¿Complot o mala suerte?

CAFÉ POLACO

Alejandro Martínez H.

¿Mal de ojo? O ¿Maldición gitana? La verdad, también es posible que sólo sea mala suerte o no saber escoger a sus colaboradores, pero el caso es que nada sale bien al actual gobierno estatal del ingeniero Cuitláhuac Jiménez.
Resulta que al celebrar el 209 aniversario de la independencia de México, el gobernador veracruzano quedó como el cohetero cuando los juegos pirotécnicos contratados para adornar la ceremonia del grito, lejos elevarse por el cielo xalapeño, se fueron contra el pueblo instalado a un lado del palacio de gobierno.

Como suele suceder en estos casos, el saldo es indefinido, Algunos medios manejan más de treinta chamuscados y un infartado, otros medios reducen la cifra casi a la mitad, pero el infartado aseguran murió en el IMSS y no en la Plaza Lerdo.

Trascendió que el vendedor de la pirotecnia maldita, fue detenido, encarcelado en San José y deberá responder por los gastos de los muertos, heridos y desaparecidos afectados por sus defectuosos fuegos artificiales, pero hasta el momento nadie sabe cómo quitarle la responsabilidad de contratar coheteros chafas al señor gobernador.

Por lo pronto, el accidente sufrido por un paracaidista en el desfile militar en la CDMX, le quitó de encima los reflectores al incomprendido Cuitláhuac, mientras él o cualquiera de sus colabores más cercanos no cometan otro error de fatales y caras consecuencias.

Al parecer, por el momento la única molestia que tiene el Cuí, es la insistencia del diputado Yunes Landa, donde reitera que Javier Duarte le financió una parte importante de su campaña para llegar a la gubernatura.
Sin embargo, hasta el momento, Héctor Yunes no ha mostrado ninguna prueba de su afirmación, por lo que ya se comienza a sospechar de una mentira, al no mostrar ninguna de las filmaciones que dice tener al respecto.

SALDO BLANCO EN COATZA
Pese a que se tuvo que suspender el desfile cívico-militar por causa del mal tiempo e instrucciones de Protección Civil, las fiestas patrias en Coatzacoalcos, resultaron con saldo blanco, en los festejos conmemorativos.
El gobierno municipal, determinó suspender el desfile donde participarían por lo menos cuatro mil alumnos de primaria y secundaria 6y protegerlos así de alguna contingencia climática.

Otra medida de precaución tomada por el gobierno municipal fue la determinar Ley Seca a en los alrededores del Palacio Municipal, con lo que se evitó por esta ocasión, pleitos y escándalos de borrachos.

Como ya es costumbre en un marco de austeridad hubo artistas para entretener al público asistente a la ceremonia del Grito, donde s4e lyució el alcalde Víctor Carranza por segunda ocasión en esta administración.

Lo único negativo en este festejo fue la ausencia de varios regidores, que así manifestaron su inconformidad.

ADIÓS NAPOLEON
Quienes conocieron al Napo, difícilmente podrán olvidarlo. Era el mesero más popular de Coatzacoalcos. Su larga permanencia en la vida nocturna de la ciudad le hizo ganar fama y fortuna pero también muchas decepciones.

Trabajó en todos los bares y centros nocturnos de la primera y segunta zona de tolerancia, lo que le permitió conocer y atender a personajes de la política y del sector empresarial, artistas que venían del Distrito Federal a dar variedad a los antros porteños y sobre todo a jóvenes que en una noche se convertían en “hombres”, bajo su dirección técnica.

Dicen que Napo se suicidó, pero quienes lo conocieron se niegan a creer esa versión, ya que con el Napo son varios los meseros famosos del Barrio Alegre, que mueren en esas circunstancias: ya retirados y dedicados a prestar dinero a rédito. Todos ahorcados.

Napoleón, quien en realidad se llamaba Eduardo, llegó a ser dueño de varkios antros, alcanzando su mejor momento en el Marlin, hasta que un conflicto obrero-patronal le hizo dejar de ser empresario y se dedicó a meserear y fue decayendo hasta su suicidio en tremenda depresión y en una miseria que asusta, en una pocilga de la Zona.
Al morir Napo, nace una leyenda. Llegó a Coatza muy joven y sin conocer a nadie. Dicen que era millonario y sólo él sabe donde están los millones de pesos y las escrituras de por lo menos 20 propiedades.

Leave a Comment

© 2016 Todos los derechos reservados plumasdelgolfo.com. Portal Desarrollado en WordPress por 24Creativo.

Scroll to top