Se destapa corrupción del alcalde Nicolás Reyes Reviewed by Momizat on . Sus operadores: Agustín Reyes, Enrique Reyes y Juan Carlos Meda ABRIENDO BRECHA Andrés Rodríguez Cabrera Si alguien dudaba de la corrupción que practica el alca Sus operadores: Agustín Reyes, Enrique Reyes y Juan Carlos Meda ABRIENDO BRECHA Andrés Rodríguez Cabrera Si alguien dudaba de la corrupción que practica el alca Rating: 0
You Are Here: Home » Opinión » Andrés Rodríguez » Se destapa corrupción del alcalde Nicolás Reyes

Se destapa corrupción del alcalde Nicolás Reyes

Se destapa corrupción del alcalde Nicolás Reyes

Sus operadores: Agustín Reyes, Enrique Reyes y Juan Carlos Meda

ABRIENDO BRECHA

Andrés Rodríguez Cabrera

Si alguien dudaba de la corrupción que practica el alcalde de Minatitlán Nicolás Reyes Álvarez, indicaré como la trata de ocultar en la Dirección de Obras Públicas a cargo de Juan Carlos Meda Cancino, junto con su hijo y sobrino –director del Ramo 33-, Agustín Reyes Toledo y Enrique Reyes Ojeda.

En los primeros meses de 2018 al alcalde Nicolás Reyes le propusieron que en los subsecuentes planes municipales de desarrollo de su administración (2018-2021) debería considerar como prioridad la modernización integral de las calles 18 de Octubre, Sebastián Lerdo de Tejada, Benito Juárez, Miguel Hidalgo y Avenida Justo Sierra, por ser las principales arterias de la ciudad; con la finalidad de permitir mejor movilidad a conductores, ciclistas, peatones y personas con capacidades diferentes.

Así como la rehabilitación de la Unidad Deportiva Benito Juárez, malecón ribereño, camino antiguo a Mapachapa y la nomenclatura de la ciudad, entre otras, pero operadores liderados por su hijo Agustín Reyes reasignaron para provecho personal los más de 110 millones de pesos provenientes de recursos federales del Fondo para Infraestructura Social Municipal (FISM-DF) 2018; que debió utilizarse para programar el desarrollo y modernización de las ciudades a corto, mediano y largo plazo.

En el mismo 2018, los operadores de Nicolás Reyes cabildearon para que la mayoría de los ediles no reasignara al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tres hectáreas ubicadas en la colonia Miguel Hidalgo de la zona urbana para construir un Hospital de Especialidades Médicas, con una inversión de 850 millones de pesos; obra que permitiría detonar el desarrollo de Minatitlán e incrementar el valor comercial de las propiedades de ese sector.

El ladino y marrullero de Nicolás Reyes logró en Cabildo que el citado predio se donara para construir la Escuela Universitaria “Narciso B. Trejo” de Morena, pero al final tampoco le permitieron la construyera en terrenos de la Escuela Secundaria y de Bachilleres Oficial Minatitlán (ESBOM).

Desde el pasado 23 de octubre, se está parchando la Avenida Justo Sierra de Minatitlán con casi 20 millones de pesos que autorizó la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP) del gobierno del estado, todo porque el burro y necio de Nicolás Reyes no presentó los proyectos para que la misma SIOP destinara 15 millones de pesos para rehabilitar la Unidad Deportiva Benito Juárez, y 15 millones de pesos para construir con concreto hidráulico parte del kilómetro y 200 metros del bulevar Instituto Tecnológicos; urgente tramo, que estiman podría concluirse con 56 millones de pesos.

Con recursos del FISM-DF 2019, y un techo financiero de $ 122,804,934.00, se construirían más de 60 obras en las zonas urbana, suburbana y rural de Minatitlán, pero en la sesión de Cabildo de este viernes 8 de los 14 ediles, encabezados por Nicolás Reyes, así como los 34 reelegidos y “maiceados” integrantes del Consejo de Desarrollo Municipal, votaron por cancelar 6 obras de rehabilitación, ampliación y construcción, que beneficiaría a 7 mil 878 personas de las zonas suburbana y rural; con un costo de $ 36,779,278.12.

Al pulverizar las 6 obras canceladas, en Cabildo se autorizó una segunda modificación presupuestal para convertirlas en 29 que “beneficiarán” a habitantes de las zonas urbana, suburbana y rural.

Nicolás Reyes es corrupto desde el momento mismo en que -hasta la fecha- tiene un subejercicio de obra por más de 95 millones de pesos, de los más de 122 millones de pesos del FISM-DF 2019, y ahora su hijo Agustín Reyes vuelve a meter las manos para cancelar y aumentar el número de obras para beneficio propio.

De las 6 obras canceladas –que oscilaban entre más de 2 y 13 millones de pesos-, 5 de ellas estaban programadas para construirse en la zona rural con más de 36 millones de pesos, siendo las de mayor monto:

  • Rehabilitación del puente La Providencia, de 13 metros, en el tramo La Providencia-El Depósito, kilómetro 0+500, con un costo de $ 13,348,039.28.
  • Construcción del puente La Lagunilla, de 36 metros, en el camino Pueblo Viejo, con un costo de $ 12,723,103.46.

Ahora, harán 12 obras en la zona rural, pero con una inversión no mayor a 9 millones de pesos.

A Nicolás Reyes poco o nada le importan los habitantes del área rural, porque es el segundo año consecutivo que permite a su hijo cancelar la rehabilitación y construcción de los citados puentes, La Providencia y La Lagunilla.

Pero vayamos al asunto medular de la corrupción que nos ocupa. Usted se preguntará amable lector, qué beneficios obtendrán los corruptos asesores de Nicolás Reyes, encabezados por su hijo Agustín Reyes, al pervertir las 6 obras y convertirlas en 29, a sabed:

  • Las 11 que oscilan entre 1 y 4 millones de pesos las someterán a concurso, y
  • Las 18 menores al millón de pesos serán por adjudicación directa

Al pulverizar las obras –ya sin la obligación de concursar las de mayor monto a nivel estatal o nacional-, Agustín Reyes recibirá –igual que el año pasado- el 20 por ciento o más por cada obra que someta a concurso entre tres de sus socios y las que adjudique a sus cuates, les dará migajas a sus operadores; y la mayor parte del “moche” –dijera el presidente López Obrador- ,sin lugar a dudas, será para el nuevo millonario de Minatitlán, Nicolás Reyes Álvarez.

Obras que, si bien son supervisadas por el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) 1 del Estado de Veracruz y examinadas por cualquier ciudadano en el Sistema de Consulta de Obras y Acciones Municipales de Veracruz (COMVER), no se han soportado con los proyectos para realizarlas y, afirman los que saben a detalle sobre este acto de corrupción, el costo de cada obra es calculado o “inflado” a imaginación y beneficio de los integrantes del Comité de Obra Pública que preside Nicolás Reyes; donde el contralor Municipal, Luis Adrián Ficachi Ramírez, sigue actuando como juez y parte.

La evidente corrupción de Nicolás Reyes y su hijo Agustín Reyes, no ha permitido la integración del Consejo de Planeación para el Desarrollo Municipal (COPLADEMUN) 2, órgano de composición mayoritariamente ciudadana, presidido y conducido por el Presidente Municipal, que auxilia al Ayuntamiento en la formulación, aplicación, control, evaluación y actualización del Plan Municipal de Desarrollo. […] Donde los ciudadanos tienen la posibilidad de participar en la planeación municipal, con aportaciones que permitan establecer a corto y mediano plazo objetivos, programas, acciones y recursos necesarios para mejorar la calidad de vida de los habitantes de cada municipio.

Por tal motivo, es urgente integrar el COPLADEMUN en Minatitlán, porque el citado Comité de Obra Pública de Reyes Álvarez no supervisa físicamente las obras que han hecho y hacen los socios y cuates de Agustín Reyes, y al no supervisarlas las construyen con un 50 o 60 por ciento del costo asignado; en perjuicio de la calidad de vida de las minatitlecas y minatitlecos.

En conclusión, Nicolás Reyes y su indefinido hijo ahora negociarán más de 80 obras de las 60 que estaban programadas para realizarse este año con recursos del FISM-DF 2019; las cuales podrán ser terminadas hasta fines de marzo de 2020.

Es conveniente citar que, en el COMVER del Orfis cualquier ciudadano puede denunciar las obras que detecte estén mal construidas, o las que estoy seguro seguirán colapsando en las diversas zonas y sectores de Minatitlán.

Ante la corrupción que solapa y practica Nicolás Reyes, qué pensará de todo esto su amigo, Tlatoani y presidente, López Obrador; el obstinado atacante de la corrupción de sus antecesores y defensor de su imaginaria austeridad republicana. En lo personal, no descartaría exigir la revocación de su mandato municipal.

Si la mayoría de los 14 ediles de Minatitlán continúa votando a favor de los cuestionados estados financieros y corruptelas de Nicolás Reyes que perjudican a la ciudadanía, todo por obtener ciertas canonjías, detectadas prestaciones de servicios y compra-venta, que sostienen con el Ayuntamiento, no podrán superar los beneficios municipales que logró la anterior administración; pero, sobre todo, no tendrán la mínima calidad moral para mirar de frente al ciudadano cuando intenten pedirle el voto en futuras contiendas constitucionales.

Trascendidos: En una peda o reunión de cantina, un cercano, pero muy cercano colaborador de la diputada federal Carmen Medel Palma vociferó a voz en cuello que su jefa ya no injuria al alcalde Nicolás Reyes, porque su varón maduro, Agustín Reyes, sostiene una relación amorosa con la hija de la legisladora.

(1) http://www.orfis.gob.mx/

(2) http://www.orfis.gob.mx/BibliotecaVirtual/archivos/28052019060138.pdf

c. e.: elesquijote47@hotmail.com

andres.cabrera@plumasdelgolfo.com

www.facebook.com/esquijote

(@Andrs52_quijote) | Twitter

cel.: 922 102 8951

Leave a Comment

© 2016 Todos los derechos reservados plumasdelgolfo.com. Portal Desarrollado en WordPress por 24Creativo.

Scroll to top