Versión estenográfica | Firma del Protocolo Modificatorio al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá Reviewed by Momizat on . Acto encabezado por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, desde Palacio Nacional MODERADOR: Damos la bienvenida al presidente de los Estados Uni Acto encabezado por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, desde Palacio Nacional MODERADOR: Damos la bienvenida al presidente de los Estados Uni Rating: 0
You Are Here: Home » Gobierno » Versión estenográfica | Firma del Protocolo Modificatorio al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá

Versión estenográfica | Firma del Protocolo Modificatorio al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá

Versión estenográfica | Firma del Protocolo Modificatorio al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá

Acto encabezado por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, desde Palacio Nacional

MODERADOR: Damos la bienvenida al presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Andrés Manuel López Obrador y autoridades que lo acompañan.

Damos la más cordial bienvenida a las autoridades que nos acompañan en el presídium.

Licenciado Andrés Manuel López Obrador, presidente constitucional de loe Estados Unidos Mexicanos.

Señora Chrystia Freeland, viceprimera ministra de Canadá.

Señor Robert Lighthizer, representante de Comercio del Gobierno de los Estados Unidos de América.

Licenciado Marcelo Ebrard Casaubon, secretario de Relaciones Exteriores.

Maestro Arturo Herrera Gutiérrez, secretario de Hacienda y Crédito Público.

Doctora Graciela Márquez Colín, secretaria de Economía.

Maestra Luisa María Alcalde Luján, secretaria del Trabajo y Previsión Social.

Señor Jared Kushner, asesor senior del presidente de Estados Unidos de América.

Doctor Jesús Seade Kuri, subsecretario para América del Norte.

Ingeniero Alfonso Romo Garza, jefe de la Oficina de Presidencia.

Senador Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores.

Steve Verheul, viceministro adjunto de Comercio Internacional de Canadá.

Asimismo, damos la bienvenida a las autoridades que nos acompañan, a los representantes de los medios de comunicación.

Todos ustedes sean bienvenidos.

A continuación, escucharemos el mensaje de bienvenida a cargo del secretario de Relaciones Exteriores, licenciado Marcelo Ebrard Casaubon.

MARCELO EBRARD CASAUBON, SECRETARIO DE RELACIONES EXTERIORES: Con su permiso, señor presidente.

Dar la más cordial bienvenida al equipo negociador y los representantes del gobierno de Canadá y de los Estados Unidos aquí presentes.

Muchas gracias, Chrystia, por estar aquí, Chrystia Freeland; muchas gracias, Bob Lighthizer, por estar aquí; Jared, gracias por acompañarnos.

A todo el equipo que está aquí, gracias. Bienvenidas, bienvenidos a su casa, embajadoras, embajadores.

Muy especial mención quisiera yo hacer en esta bienvenida a las y los senadores de la República que nos hacen el honor de acompañarnos, con quienes estuvimos apenas el día domingo conversando sobre esto que nos congrega el día de hoy.

A mis compañeras y compañeros de gabinete, muchas gracias por su trabajo, por su participación. Yo diría que es muy buena noticia para México.

Vamos a escuchar ahora a los responsables directos de la negociación. Esto se debe, este avance después de un año 10 días, primordialmente a lo que hace a la postura mexicana, a las decisiones que ha tomado el presidente de la República, a su iniciativa y compromiso para la reforma constitucional en materia laboral. Los cambios que ha promovido han facilitado mucho el encuentro que nos ha traído el día de hoy a esta firma.

De manera que sólo diré que quizá los pronósticos saben que este tratado no se iba a poder tener, no sólo me refiero al tiempo, al momento, sino porque las posiciones políticas cuando empezamos esta negociación parecieran decir que era muy difícil, casi imposible, tener un tratado tan pronto, satisfactorio para los tres países y, sin embargo, aquí está. Por eso yo siempre digo que hay que confiar mucho en la política y en el diálogo, y aquí está la prueba el día de hoy.

Hemos encontrado la manera de entendernos, comprendernos y vamos a compartir nuestro futuro, no sólo por factalidad geográfica, sino un futuro como diseño económico y social las próximas décadas. Entonces, son muy buenas noticias. Muchas gracias.

Y decir, señor presidente, todo el equipo mexicano, el secretario de Hacienda, la secretaria de Economía, la secretaria del Trabajo, el jefe de la Oficina, todas y todos han participado de manera muy importante, es un mérito de todo su equipo y lo único que le decimos es el día de hoy: Misión cumplida.

Gracias.

MODERADOR: Enseguida hace uso de la palabra el senador Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores.

RICARDO MONREAL ÁVILA, PRESIDENTE DE LA JUNTA DIRECTIVA DE LA CÁMARA DE SENADORES: Ciudadano presidente, ciudadanos secretarios, ciudadanos senadores, ciudadanos empresarios, funcionarios públicos:

Desde el Senado de la República, órgano facultado por la Constitución para la ratificación de acuerdos, tratados y convenios internacionales, celebramos que México, Estados Unidos hayan concretado un acuerdo que permita avanzar hacia una aprobación y ratificación del tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá en los dos países restantes.

Reconocemos el trabajo por parte del equipo negociador mexicano, liderado por el subsecretario Seade y con la dirección del canciller Marceo Ebrard que, durante esta etapa en particular, pero desde el periodo de transición, han hecho un trabajo en favor del país para llevar a cabo a buen puerto este acuerdo comercial.

Gracias a este trabajo se podrá avanzar hacia la ratificación de un acuerdo fortalecido que impulsará la competitividad de nuestros tres países en la región norteamericana y la región.

Bienvenido el equipo negociador estadounidense, liderado por el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer; y el trabajo del equipo canadiense, liderado por la viceministra Chrystia Freeland.

En materia laboral y medioambiental de los mecanismos de solución de controversias y de la protección de patentes para medicamentos biotecnológicos se lograron acuerdos que nos parecen destacables.

En lo laboral, en vez del despliegue de inspectores norteamericanos en plantas y empresas del territorio nacional para asegurar el cumplimiento de nuestros compromisos, se asumió y se fortaleció el mecanismo de solución de controversias; lo otro, para el Senado era francamente inaceptable.

Ahora será más fácil establecer paneles de jurisdicción general o con jurisdicción regional, integrado por jueces de ambos países que atiendan todo tipo de diferencias que pudieran surgir sobre cualquier tema que abarque el tratado.

Por cierto, México busca desde 1993, hace 26 años, concertar un sistema de solución de controversias más transparente y eficiente para incentivar la confianza comercial y en las inversiones.

Sobre el medio ambiente, es de celebrar la decisión de Estados Unidos de recapitalizar el Banco de Desarrollo de América del Norte. Esto impulsará obras de infraestructura que beneficiarán al medio ambiente en el sur del país y en la frontera compartida con Estados Unidos de Norteamérica.

En cuanto a los paneles, es positivo el establecimiento del periodo para las patentes que implican una agilización a la entrada de genéricos al mercado y que simultáneamente reduzca el costo de los medicamentos.

En lo automotriz, las modificaciones permitirán que la industria del acero integre su cadena productiva, aumentar el contenido nacional en un periodo de siete años.

En cuanto al aluminio, hasta dentro de 10 años habremos de continuar dialogando.

Desde el Senado hemos acompañado este proceso. Desde el inicio de esta legislatura logramos un consenso amplio para la aprobación de este acuerdo comercial en junio de este año. Como poder autónomo continuaremos trabajando en lo procedente relativo al protocolo de enmiendas.

Aquí están presentes históricamente, debo de destacarlo, todos los coordinadores y las fuerzas políticas que en el país actúan, lo cual me parece pertinente y correcto.

Está la presidenta de la Mesa Directiva, la senadora Mónica Fernández; está el presidente de las comisiones dictaminadoras, está el senador Mauricio Kuri, coordinador del grupo parlamentario del PAN; y Josefina Vázquez Mota, que es miembra de la Junta de Coordinación Política.

Está también el senador Miguel Ángel Osorio Chong, coordinador del grupo parlamentario del PRI; también está Manuel Velasco, coordinador del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México; está el senador Miguel Ángel Mancera, coordinador del grupo parlamentario del PRD; y la senadora Marcela Mora, del Partido Encuentro Social.

Está también el senador Clemente Castañeda, presidente de MC y senador por Movimiento Ciudadano; está Héctor Vasconcelos, que es el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores; la senadora Gina Cruz, presidenta de la Comisión de Relaciones de América del Norte; está también el senador Napoleón Gómez Urrutia, senador presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social; está también el senador Gustavo Madero, presidente de la Comisión de Comercio.

A ellos les corresponderá de manera autónoma y libre dictaminar sobre este acuerdo comercial. Está Joel Padilla, senador Joel Padilla, del Partido del Trabajo.

Por vez primera, ciudadano presidente, en su mandato están aquí en Palacio Nacional todas las fuerzas políticas nacionales, todas las fuerzas políticas nacionales.

Una vez firmado este documento por los ejecutivos, que respetamos el ejercicio y que acudimos como invitados, esperaremos el proceso formal para iniciar el trabajo legislativo por la Cámara de Senadores.

Saludamos este esfuerzo de los tres países. El Senado de la República en su pluralidad actuará en consecuencia.

He hablado con el presidente de la República hace unos minutos y hemos conversado sobre que pueda enviarse el protocolo de enmiendas en las próximas horas. Si es así, los presidentes de comisiones decidirán si iniciamos de inmediato el análisis y la ratificación, en su caso, que resulte de este ejercicio legislativo.

Por su atención, muchas gracias.

MODERADOR: A continuación, la señora Chrystia Freeland, viceprimera ministra de Canadá, nos dirigirá un mensaje.

CHRYSTIA FREELAND, VICEPRIMERA MINISTRA DE CANADÁ: Buenos días.

Encantada de estar de regreso en México.

En primera instancia, me gustaría agradecer al presidente López Obrador, al canciller Marcelo Ebrard, al subsecretario para América del Norte, Jesús Seade y al senador Ricardo Monreal.

La modernidad del tratado es de importancia crítica para nuestros tres países.

(Interpretación inglés-español): Estoy encantada de que Canadá, Estados Unidos y México el día de hoy den este paso tan importante hacia la ratificación del nuevo Tratado de Libre Comercio. Cuando se promulgue el tratado, el libre comercio se habrá actualizado y modernizado para estar listo para el siglo XXI, que fue el cometido cuando empezamos.

Se trata de un tratado progresista, es un remanente positivo para las economías, para las familias y la clase trabajadora. Cuando empezamos a trabajar en el tratado mantuvimos siempre el enfoque de conservar los empleos, fomentar el crecimiento, expandir la clase media y también ayudar a la gente trabajadora para que se una a la clase media y juntos hemos logrado todo esto.

Este acuerdo es excelente para cientos de miles de trabajadores canadienses, porque no solamente conservan las cadenas laborales transfronterizas, pero también protege los derechos de los trabajadores de América del Norte.

(Interpretación francés-español): El día de hoy Canadá, Estados Unidos y México están acordando este nuevo tratado de libre comercio para reforzar el reglamento, para fomentar la protección de los trabajadores, también la propiedad intelectual, así como las reglas de origen del sector automotriz, además como la libre circulación de medicamentos para fomentar a las familias canadienses.

(Interpretación inglés-español): El día de hoy Canadá, Estados Unidos y México han acordado mejorar este acuerdo para mejorar la resolución de controversias, la protección de los trabajadores, la protección ambiental, propiedad intelectual, las reglas de origen automotriz; así también, vamos a poder circular medicamentos de forma costeable.

Así, el comercio entre nuestros tres países seguirá respaldando la prosperidad económica de todos nuestros pueblos, así como la competitividad global de América del Norte como región. Estas enmiendas, estas modificaciones mejorarán el tratado.

En los últimos meses hemos hablado sobre las modificaciones al acuerdo que se firmó en 2018. En Canadá hemos trabajando para fortalecer los valores y los tres países han trabajado estrechamente para modernizar el Tratado de Libre Comercio y mantener las disposiciones que mantengan la estabilidad, la productividad y también las reglas claras de juego entre los gobiernos.  Además, pudimos aprobarlo juntos en un momento en el que en todo el mundo cada vez es más difícil firmar y cerrar tratos comerciales.

Quisiera agradecerle al presidente López Obrador, al subsecretario Jesús Seade, a la congresista Nancy Pelosi, a mi querido amigo, embajador Robert Lighthizer, y también, desde luego, a mi primer ministro Justin Trudeau. Ha sido una negociación larga, ardua y en ocasiones difícil, porque aprendimos a trabajar juntos.

Por supuesto, debo agradecer también a los negociadores canadienses liderados por Steve Verheul, porque todos ustedes han servido a nuestro país.

(Interpretación francés-español): Muchísimas gracias a todos los canadienses. Y a los canadienses les debo decir que estamos avanzando por la sociedad y con esfuerzos políticos que siempre respaldarán al pueblo. Le agradecemos en nombre del primer ministro de Canadá por esta negociación que iniciamos en el 2017 para proteger a los trabajadores de Canadá. El día de hoy es un día sumamente importante para nosotros y para ustedes.

(Interpretación inglés-español): Por eso aprovecho la oportunidad para agradecer a todos los canadienses en cada rincón de nuestro magnífico país, de todas las esferas, de todas las perspectivas políticas que se han unido al gobierno, incluyendo a los congresistas, miembros del Parlamento y los miembros del equipo de negociación.

Desde que iniciaron las negociaciones en agosto de 2017 empecé a conversar con la población para ver cuáles serían los resultados y los objetivos. Ha sido todo un desafío y en ocasiones un drama existencial.

Hemos logrado los resultados anhelados, porque como canadienses estamos trabajando de manera efectiva y en buena fe con nuestros socios de América del Norte, también con nuestros vecinos inmediatos de los Estados Unidos, con nuestros grandes amigos y vecinos en el sur, México, principalmente porque jugamos como un equipo unido por Canadá.

Todos juntos, finalmente hemos logrado lo que dijimos que íbamos a hacer desde un inicio. Logramos un acuerdo para ganar, ganar, ganar, a fin de otorgarle estabilidad a los trabajadores de nuestros tres países por muchos años en el futuro. Y no es una hazaña menor, especialmente en el mundo actual. Y por eso sinceramente le agradezco a nuestros socios mexicanos y estadounidenses, porque llegamos aquí juntos y todos nos podemos enorgullecer de este acuerdo.

Muchísimas gracias.

MODERADOR: Escuchemos el mensaje que nos dirige el señor Robert Lighthizer, representante de Comercio del gobierno de los Estados Unidos de América.

ROBERT LIGHTHIZER, REPRESENTANTE COMERCIAL DEL GOBIERNO DE ESTADOS UNIDOS. (Interpretación inglés-español): Gracias.

Primero, quiero decir el honor que es para mí estar aquí con usted, señor presidente. Se trata de la primera vez que lo conozco, realmente traigo los mejores deseos del presidente de los Estados Unidos para usted personalmente, pero para todo México también.

Y a nivel personal le quiero decir que hemos seguido su carrera. Me parece que es una carrera extraordinaria, todo mundo en nuestra administración le está echando porras.

Y antes de llegar a mis comentarios, quiero decir que una de las cosas que no se han mencionado en todo esto es que esta negociación que es tan importante para toda nuestra región inició en una administración y finiquitó en otra.

Creo que esto es un tributo para el gobierno mexicano, para su sistema, para el pueblo mexicano.  Pienso que también es un testamento para usted o de usted porque en medio de esta negociación usted estaba en plena campaña y usted tomó el camino más difícil, el camino que era mejor para Norteamérica y para México, usted nunca se involucró en las cuestiones de la política sobre este asunto. Fue realmente algo muy interesante verlo a usted.

Y cuando usted fue presidente electo, usted seleccionó a mi buen amigo Jesús Seade. Usted no lo seleccionó porque era mi buen amigo, no, no, no, pero sí era ya mi buen amigo.

Usted dijo: ‘Bueno, estamos aquí, tú vas a integrar todo esto, intégrate’. Una negociación que ya había empezado con 1.4 billones de dólares, digamos, y luego el resultado que tuvimos. Y pienso el hecho que usted haya podido lograr todo esto es algo histórico, señor presidente, y dice cosas enormes de usted, señor presidente.

Entonces, estaba yo aquí sentado pensando cuán importante es todo esto, es decir, cuán importante es lo que usted ha hecho personalmente. Esas tres, cuatro veces que lo he visto solamente es asombroso y sorprendente, quería que usted lo supiera; entonces, es un gran placer obviamente para mí estar aquí.

Realmente ha sido una travesía de dos años, ustedes saben que Estados Unidos y el presidente Trump han visto el viejo TLCAN como un acuerdo realmente desastroso, se necesitaba actualizar de muchas maneras.

Cuando vemos entonces todo lo que hemos hecho, muchas cosas que tenemos, dispositivos cibernéticos que no teníamos cuando se firmó el primer TLCAN, bueno, siempre se van perdiendo, se van volviendo obsoletos los acuerdos, se tienen que actualizar. Estados Unidos, el presidente siempre pensó que era un acuerdo muy desequilibrado, no quiero entrar en detalles al respecto, pero así es como empezamos todo esto.

El presidente Trump también pensaba que tener entonces un mercado norteamericano fuerte es extremadamente importante para Estados Unidos, es la clave para tener que nuestros trabajadores manufactureros, nuestros agricultores, nuestros productores, puedan tener éxito.

Entonces, nos dio instrucciones a todos nosotros, me puso a mí a cargo y luego a Jared Kushner también lo puso a cargo. Tenemos que tener ese enorme entendimiento y tengo el equipo más maravilloso, algunos están aquí, aquí está mi subalterno también y tenemos aquí a nuestro negociador en jefe y también mi oficial mayor.

Hemos pasado horas y horas. Como Chrystia dijo, subimos, bajamos por todos lados, incluso hasta nos peleamos, difícil creerlo ¿verdad?, pero también nos peleamos; y los resultados realmente pienso que son los mejores, es el mejor acuerdo comercial de la historia.

Pienso que lo va a ser tanto para la manufactura, para las fábricas, para los productores agrícolas. Y realmente es comercio digital, comercio electrónico con disposiciones realmente las mejores del mundo. Y todos juntos, Chrystia mi querida amiga y Jesús, todos nuestros equipos han logrado y han hecho esto.

Esto es algo que va a hacer a Norteamérica más rica, la región de todas las Américas más ricas; y a Canadá también, y a México más rico también lo va a hacer.

Lo último que quisiera comentar es lo siguiente.

Nosotros en Estados Unidos tenemos realmente una participación para que México sea más rico, es importante, nos interesa que México tenga éxito y pienso que este acuerdo hará que esto sea más probable.

Pienso que Estados Unidos tiene una sociedad, una alianza con Canadá y con México que no tiene paralelo, no tiene parangón y este es nuestro objetivo principal para que todos nosotros podamos estar mucho mejor en nuestro bienestar.

Este es un acuerdo que es realmente el primero bipartidista, es decir, en nuestro sistema de alguna manera.

El presidente de Estados Unidos, la presidenta de la Cámara, también, demócratas y republicanos, los sindicatos, también las empresas se involucraron en Estados Unidos, todo mundo.

Y es un milagro, por así decirlo, que todos nos hemos podido coordinar, es un testamento de cuan bueno es este acuerdo. Pero creo que lo más importante es que esto es un testamento del tiempo, que durará, y cómo las personas llegarán a esta región norteamericana, que es una región vibrante para todos nosotros y lo será aún más.

Creo que ya tomé mucho tiempo para hablar, pero quiero decir una vez más que me siento tan orgulloso, tan honrado de estar aquí con el presidente de México, que es esta figura histórica.

Y también quiero entonces darle mis mejores deseos, se los transmito del presidente de Estados Unidos, que es una figura verdaderamente histórica también.

Gracias.

MODERADOR: Enseguida, hace uso de la palabra el doctor Jesús Seade Kuri, subsecretario para América del Norte del gobierno de México.

JESÚS SEADE KURI, SUBSECRETARIO PARA AMÉRICA DEL NORTE DEL GOBIERNO DE MÉXICO: Muchas gracias.

Señor presidente, señores y señoras ministros, señoras y señores senadores, distinguida concurrencia:

No podía estar yo más contento, estamos en un día sumamente especial, no sólo porque se completa algo que ha sido muy difícil, que ha consumido mucha energía de todos los que hemos estado participando, sino porque se completa muy bien.

No voy a repetir el panorama un poco de los resultados que ya dieron muy elocuentemente la viceprimera ministro Freeland, Robert Lighthizer, embajador; y también el senador Monreal hizo un muy buen resumen. No voy a repetir eso, yo quisiera concentrarme en algunos aspectos prioritarios.

Si me permiten, quisiera empezar por hablar del mayor horror de todos, los últimos ocho, 10 meses y aún hoy, si leen en la prensa, que son los famosos inspectores, que van a venir inspectores a ver qué estamos haciendo.

Yo quiero decir en la forma más categórica que sin duda ese fue un tema de la mayor intensidad que no se fue… Antes de inspectores, por cierto…. O sea, todo esto viene de una preocupación muy legítima de los demócratas. Como ya dijo Bob Lighthizer, hubo un cambio de control en la cámara baja que tiene que ratificar; entonces, el resultado final es completamente bipartidario en Estados Unidos.

Entonces, muchos congresistas, más cercanos a los laboristas y muchos líderes sindicales expresaron desde muy temprano su preocupación, dijeron: ‘Bueno, México va a hacer una reforma laboral gigantesca como parte de este tratado -que ya estaba cerrado- va a hacer una reforma laboral gigantesca. Qué bueno’.

Nunca pusieron en duda que es una reforma laboral gigantesca, que nos coloca al frente de cualquier país, incluidos desarrollados, una vez que se cumpla todo lo que hay que cumplir.

Pero ellos decían: ‘Bueno, una montaña tan grande que ellos se han puesto enfrente ¿la van a poder subir?, ¿van a poder tener el ambiente, el apoyo, los mecanismos políticos y también administrativos, económicos para cumplir con todo esto?’

Entonces, el centro de atención para estos demócratas y laboristas fue el concepto de cumplimiento. Cumplimiento en inglés se dice enforcement pero enforcement significa dos cosas: cumplimiento, yo cumplo, pero también forzar cumplimiento, yo hago que tú cumplas. En español no tenemos esa palabra.  Y eso se convirtió en el centro de atención.

La primera gran propuesta que se hizo, que nunca apareció mucho en presa, pero se empujó mucho y nos tocó mucho, nos tomó mucho trabajo rechazarla, fue el introducir un sistema de certificación en frontera, un sistema que dijera: ‘Este producto, cada producto que sale de la frontera fue producido de acuerdo a los estándares laborales nuevos, convenidos’. Dijimos No. Sí queremos satisfacer todo, pero no queremos control en frontera para cada producto’. Se rechazó.

Luego vino el de los inspectores, que vivió muchísimo y sigue mencionándose todavía. Hoy leí algunas declaraciones en Estados Unidos celebrando que llegamos a un acuerdo y celebrando que hay inspectores.

Entonces, yo quiero dejar muy claro, cada quien tiene derecho a decir lo que guste para su público político, pero yo les voy a explicar exactamente cómo funciona. No son inspectores, yo puedo inspeccionar lo que sea, pero no soy un inspector.

Lo que se acuerda para cubrir esta preocupación del cumplimiento en materia laboral es que específicamente para materia laboral relacionada con elecciones, no para otras, no para discriminación o empleo de niños; no, para votaciones, ya sea de líder sindical o de aprobación de un contrato o de aprobación de una revisión de contrato, se crea un mecanismo, como lo que siempre hemos tenido, que son paneles para resolución de diferencias.

Pero hay mecanismo diseñado más en particular para esto que tiene tres panelistas en lugar de cinco panelistas, que funciona de una forma más rápida, que tiene una característica muy inusual; si hay un panel porque subsidiamos las fresas, directamente van a ver si hay falta y a castigarle, el panel.

Pero en esto, primero se dan casi tres meses, 85 días en los cuales se notifica que hay una aparente irregularidad en una votación y son 85 días para que mi querida amiga y admirada ministra Luisa Alcalde lo resuelva, 85 días para que se resuelva en México sin ninguna interferencia.

Denuncia, 85 días para resolverlo. Si no se resuelve a los 85 días, entonces ya pasas a la formación de un panel, no de inspectores, es un panel.

¿Qué es ese panel?

Bueno, desde un principio, desde que esto entre en vigor, desde mañana mismo, Estados Unidos va a elegir una lista de posibles panelistas, nosotros tendremos otra lista de posibles panelistas y, por cierto, un sistema paralelo, similar, lo hemos acordado con Canadá, entonces Canadá tendrá su lista de posibles panelistas; y estos panelistas escogidos por cada país son de los que se sacará el panel.

El día que llegue un conflicto y que se vea que el país no lo resolvió va a haber tres panelistas: uno es un americano de la lista de Estados Unidos que México va a escoger, otro es un mexicano que Estados Unidos va a escoger y el tercero es un tercer país que nos tenemos que poner de acuerdo; y si no nos ponemos de acuerdo, nos vamos a tener que echar un volado para ver cuál de los países elige. No podía ser más balanceado y más basado en la ley, señor presidente.

Estos no son inspectores, son panelistas. Además, desde el momento que se les da el nombramiento de panelista…. A lo mejor yo podría ser panelista o yo podría ser inspector, pero ¿cómo me comporto?  Depende de la cachucha que me den, de la gorra que me den, la gorra de inspector o la gorra de panelista, que es juez. Entonces, es un sistema muy satisfactorio que resuelve la principal de las dificultades.

Fuera de esto hubo muchas otras cosas muy conflictivas que tuvimos que enfrentar y rechazar. Por ejemplo, se insistió mucho en su momento en la introducción de aranceles en agricultura, aranceles estacionales, que cuando la agricultura de Estados Unidos está produciendo equis producto agrícola, se aplica un arancel algo para protegerlos. Yo creo que no, pertenecemos al mismo hemisferio norte y como tú produces yo también produzco, entonces no me hagas eso. Entonces, quedaron fuera.

Entonces, una serie de cosas verdaderamente desventajosas, que flotaban. No los negociadores, pero sí su público, algunos congresistas u otros intereses quedaron perfectamente fuera.

Y en este momento no me voy a extender más, pero yo les puedo garantizar que todos los resultados a los que estamos llegando son, o bien razonables, no necesariamente que yo diga buenos para México, son buenos para México, porque atienden una necesidad y son razonables. Por ejemplo, este de los paneles.

Otro es que, por ejemplo, el acero, se acuerda, como ya se mencionó, que el acero será de la región, fundido, etcétera, pero se da un plazo, bueno, mejor que no hubiera condición para la industria mexicana, pero se da un plazo de ajuste. Entonces, hay algunos resultados que son razonables.

Y fuera de esos resultados razonables son resultados buenos, buenos, bueno o muy buenos para México, muy buenos. Por ejemplo, se había llegado a un acuerdo, el proteger por 10 años a las biomedicinas, que son la base de los genéricos modernos; bueno, esto gracias a la perspectiva social de los demócratas, queda fuera, se elimina, cero, no hay eso. Entonces nuestros genéricos van a verse más beneficiados.

O bien, otro resultado muy importante, paneles para otro tipo de asuntos. Siempre han enfrentado una dificultad de que se les puede bloquear y México es el más interesado en tener paneles para poder litigar cualquier asunto, se remedia esto.

En fin, no quiero seguir. Les aseguro, ya daré descripciones sumarias en los próximos días y más adelante, detalladas con los senadores, por supuesto. Y si esto se aprueba, pues ya lo publicaremos.

En resumen y como lo verán en su momento, es un tratado muy bueno, muy importante para México. Y ni un solo resultado, yo diría, es una píldora amarga que nos hayamos tenido que tragar, exactamente cero, cero, lo digo con orgullo felicitándolos y felicitando al señor presidente.

Quisiera enfatizar que, si bien esto se llevó a cabo en gran medida con Estados Unidos, porque de ahí venían las presiones y eso, un aliado y un amigo maravilloso siempre ha sido Canadá. Desde las negociaciones de hace un año y fracción, mi querida viceprimera ministro Freeland.

Había presiones horrorosas, había ideas de que se pudiera hacer acuerdos bilaterales entre Estados Unidos y Canadá, Estados Unidos-México, México con… Nosotros decimos: no.

El presidente aquí me dio una directiva total, desde entonces no… Vamos con Canadá, Canadá es nuestro gran amigo.

Y finalmente, nada más quisiera decir que, bueno, ha habido muchos escépticos, muchas críticas, muchos nervios que se han reflejado en el peso, etcétera, de que si esto va a salir.

He tenido la imprudencia de pronosticar, yo creo que sí va a salir este año, me da mucho gusto que así será.

Muchas gracias.

MODERADOR: A continuación, se llevará a cabo la firma del Protocolo Modificatorio al Tratado entre los Estados Unidos Mexicanos, los Estados Unidos de América y Canadá.

Para ello solicitamos a la señora Chrystia Freeland, viceprimera ministra de Canadá; al señor Robert Lighthizer, representante de Comercio del gobierno de los Estados Unidos de América; al doctor Jesús Seade Kuri, subsecretario para América del Norte del gobierno de México llevar a cabo la firma del Protocolo Modificatorio al Tratado entre los Estados Unidos Mexicanos, los Estados Unidos de América y Canadá.

Como testigo de honor, el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Andrés Manuel López Obrador.

(FIRMA DE PROTOCOLO MODIFICATORIO)

MODERADOR: Invitamos a los firmantes a ocupar sus lugares para llevar a cabo la fotografía oficial con el presidente.

(FOTOGRAFÍA OFICIAL)

MODERADOR: A continuación, escuchemos el mensaje que nos dirige el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Andrés Manuel López Obrador.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Amigas, amigos de Estados Unidos, de Canadá, de nuestro país, México.

Hoy es un día importante, también intenso. Estamos llegando a este acuerdo que consideramos fundamental, un acuerdo bueno para los tres pueblos, para las tres nacionales, para los tres gobiernos.

Estamos hablando de un acuerdo económico, comercial, de grandes dimensiones. Es un acuerdo que nos ayuda a impulsar el crecimiento económico de nuestras naciones. Sin duda, significa mayor inversión para Canadá, Estados Unidos y México. Se trata de atraer más inversión para América del Norte, para esta región del mundo. Y como todos sabemos, si hay inversión hay crecimiento; si hay crecimiento, hay bienestar; si hay bienestar, hay paz y hay tranquilidad.

Es también un acuerdo para mejorar las condiciones laborales. Es un acuerdo que beneficia a los trabajadores de Estados Unidos y de México. Es un acuerdo económico, comercial, pero al mismo tiempo respetuoso de nuestras soberanías.

Aquí se habló de las inspecciones que van a convertirse en mecanismos de supervisión que se van a resolver con equidad y con respeto a nuestras constituciones y nuestras leyes.

Este acuerdo también fortalece la cooperación para el desarrollo y permite enfrentar de mejor manera problemas sociales como el fenómeno migratorio. Todos sabemos que el que abandona a su pueblo, abandona a su familia no lo hace por gusto, sino por necesidad.

Al garantizar crecimiento económico, empleos, bienestar en nuestras regiones más marginadas, más pobres, estamos enfrentando el fenómeno migratorio de otra manera, no apostando únicamente al uso de la fuerza o a medidas coercitivas.

Con la cooperación para el desarrollo que va a hacer posible con este acuerdo, también se logra la unidad del continente americano, la unidad de nuestro continente, la unidad de todos los países, los pueblos de nuestra América, de la América que vio nacer a Abraham Lincoln y de la América que vio nacer a Benito Juárez.

Tenemos este acuerdo con América del Norte sin dar la espalda a nuestra América, esto es muy importante. Es un asunto de relaciones económicas, de relaciones comerciales, pero también de geopolítica, de fortalecer nuestro continente americano.

Quiero agradecer a todos los que han hecho posible este acuerdo, este importante, trascendente acuerdo, de dimensión mundial. Agradecer a los negociadores que estuvieron juntos durante mucho tiempo, atendiendo todos los temas, los más complejos, los más difíciles, buscando resolver controversias de la mejor forma posible.

El señor Robert Lighthizer, que es un profesional en la negociación de este tipo de acuerdos y de tratados, reconocido por propios y extraños. Muchas gracias por todo lo que hizo para que se llevara a cabo este acuerdo, para concretar este acuerdo, porque le tocó en dos momentos, como aquí se ha dicho; y los legisladores, me consta, del Partido Demócrata, a pesar de las diferencias propias de las democracias, le guardan siempre mucho respeto al señor Lighthizer.

Muchas gracias también a Chrystia Freeland, viceprimera ministra de Canadá, por su apoyo, por estar en estas negociaciones, por su confianza para lograr este acuerdo.

Yo quiero destacar que fue muy importante la participación de Jesús Seade, nuestro representante, nuestro principal negociador. Jesús también es un profesional en este asunto de las negociaciones, de los acuerdos, es un experto con mucha paciencia, con mucha imaginación, con mucho talento y con mucho patriotismo, con mucha responsabilidad.

Le tenemos toda la confianza a Jesús, casi no teníamos que revisar nada, leer documentos, por la confianza que le tenemos, sabemos muy bien que él nos representaba y nos representa con mucho decoro.

Sólo recuerdo que hubo momentos difíciles, todos los saben, los que estuvieron en esta negociación y no precisamente en estos últimos días, sino cuando estábamos todavía como observadores, que todavía no llegábamos a la Presidencia o no éramos todavía constitucionalmente titulares del Ejecutivo, no era yo todavía presidente constitucional.

Tengo que aquí también decir que el entonces presidente Peña fue respetuoso y quiso que participáramos y aceptamos hacerlo como observadores.

Y fue en ese periodo en que se presentó la mayor dificultad, según mi punto de vista, fue cuando se trató el tema de energía y no había acuerdo. No se aceptó lo que estaba originalmente en el proyecto y eso atoró la negociación y produjo nerviosismo, pero al final se llegó a un acuerdo, que eso limpió mucho el camino para llegar al día de hoy, porque era un asunto fundamental para nosotros, algo que tenía que ver con nuestra soberanía.

Agradecer mucho a los legisladores, los senadores que nos acompañan, senadoras, senadores. Agradecerles porque están poniendo por encima del interés de grupo, del interés partidista, el interés de la nación, están actuando con mucha responsabilidad.

Muchas gracias a los senadores de nuestro país por actuar de manera responsable y patriota. Por encima de los intereses personales o de grupos, siempre deben estar los intereses generales, los intereses de la nación, y aquí con hechos se está demostrando.

Esto es muy bueno para el fortalecimiento de nuestra vida pública, esto es un ejemplo a nivel mundial por el comportamiento de todas las tendencias, agrupaciones, partidos que actuamos de manera conjunta y responsable.

Agradecer a los legisladores del Canadá, que les va a tocar en su momento aprobar este acuerdo. Estamos seguros que van a actuar de manera consecuente.

Agradecerles a los legisladores de Estados Unidos, agradecerles a los legisladores del Partido Republicano y agradecerles a los legisladores del Partido Demócrata, que estuvieron con nosotros, hicieron sus planteamientos en materia laboral, en materia de medio ambiente, y nos dieron su confianza.

Agradecerle a la señora Pelosi por la decisión de apoyar este acuerdo, este tratado, y de separar las diferencias propias de las democracias, las diferencias que se presentan cuando hay procesos políticos electorales, separar eso de este gran acuerdo en lo económico, en lo comercial. Eso se entendió muy bien en Estados Unidos, los republicanos, y subrayo de manera especial, lo entendieron bien los legisladores del Partido Demócrata.

Agradecer a los representantes del sector empresarial de nuestro país que nos acompañaron. No se tomaron acuerdos sin consulta, siempre estuvieron los representantes del sector empresarial pendientes, al tanto, siempre nos ayudaron.

Agradecer también a los dirigentes obreros de nuestro país, sin ellos no se hubiese podido aprobar la ley laboral que permitió que transitara este acuerdo.

Muchas gracias a los dirigentes de los sindicatos, los dirigentes obreros de México.

Agradecer al primer ministro Trudeau, primer ministro de Canadá, porque siempre ha mantenido una relación cordial, de cooperación, respetuosa. Hace unas dos horas hablamos por teléfono y estaba el primer ministro muy contento, muy satisfecho con este acuerdo.

También en las conversaciones que hemos tenido en momentos difíciles hemos llegado a entendimientos y lo cierto es que hemos actuado de manera conjunta, en forma amistosa y cooperando para sacar este acuerdo.

Este tratado tiene que ver, repito, con lo económico, con lo comercial, pero también con lo político. Es un acuerdo político, sin eso no se logra nada.

Y en ese marco creo que estoy obligado a reconocer el trato respetuoso que recibimos del presidente Donald Trump. Algunos pensaban que iba a ser imposible llegar a este acuerdo, no sólo a este acuerdo, que no nos íbamos a entender en nada, que nos íbamos a pelear, que nos íbamos a confrontar y miren lo que son las cosas.

Hemos podido entendernos, y muy bien, porque hay respeto mutuo; y en ambos casos consideramos que lo mejor de todo es el diálogo, la negociación, el acuerdo, la política, que se inventó precisamente para evitar la guerra y evitar la confrontación. Hemos tenido con el presidente Trump una muy buena relación y quiero aquí públicamente agradecer su apoyo, porque sin su cooperación no hubiese sido posible este acuerdo. Él actuó de manera prudente, tolerante.

Les hablaba yo de los momentos más difíciles. Pues él intervino cuando estaban agotadas ya las posibilidades de entendimiento en la mesa. En una ocasión que hubo, vamos a decir, un desencuentro, no diría yo ruptura, que nosotros fijamos una postura con firmeza, se le consultó a él y él estuvo de acuerdo en darnos su apoyo y su confianza. Por eso, muchas gracias al presidente Donald Trump.

Muchas gracias a todas, a todos. Este es un gran acuerdo económico, comercial, político para fortalecer a nuestras tres naciones y, sobre todo, para beneficio de nuestros pueblos.

Muchas gracias, amigas y amigos.

 

Fuente: https://www.gob.mx/presidencia/articulos/version-estenografica-firma-del-protocolo-modificatorio-al-tratado-entre-mexico-estados-unidos-y-canada?idiom=es

Leave a Comment

© 2016 Todos los derechos reservados plumasdelgolfo.com. Portal Desarrollado en WordPress por 24Creativo.

Scroll to top