Una uva el 31 de diciembre en «La chingada»: Estado y Crimen Organizado Reviewed by Momizat on . Abrazos solidarios para don Carlos Velasco Jara (CEVEJARA), su esposa y familia; víctimas de una realidad atroz y sin freno...   CLAROSCUROS   José Lu Abrazos solidarios para don Carlos Velasco Jara (CEVEJARA), su esposa y familia; víctimas de una realidad atroz y sin freno...   CLAROSCUROS   José Lu Rating: 0
You Are Here: Home » Opinión » Jóse Luis Ortega Vidal » Una uva el 31 de diciembre en «La chingada»: Estado y Crimen Organizado

Una uva el 31 de diciembre en «La chingada»: Estado y Crimen Organizado

Una uva el 31 de diciembre en «La chingada»: Estado y Crimen Organizado

Abrazos solidarios para don Carlos Velasco Jara (CEVEJARA), su esposa y familia; víctimas de una realidad atroz y sin freno…

 

CLAROSCUROS

 

José Luis Ortega Vidal

(1)

Se convierte en parte clave del discurso oficial federal el reconocimiento de un crimen uniformado que protege al crimen organizado.

Lo afirmó Arturo Alfonso Durazo Montaño, Secretario de Seguridad Pública en el gabinete del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

No es noticia nue

Es, eso sí, un reconocimiento oficial al más alto nivel –y nuevo- sobre la complicidad del gobierno con la mafia.

Un sector importante, aunque menor del periodismo nacional y estatal ha denunciado a lo largo de los años la correlación Estado-Crimen Organizado en México.

Ello, dentro de un contexto de corrupción criminal a nivel mundial.

(2)

El célebre delincuente Alphonso Capone o «Scarface» fue capturado bajo la acusación de no pagar impuestos –delito que en Estados Unidos equivale a una ofensa contra Dios- no por las matanzas y el tráfico de licor ilegal que encabezó durante la Gran Depresión entre la segunda y tercera década del siglo XX.

Al Capone existía porque la corrupción en un sector del gobierno norteamericano lo permitía.

Daño colateral: en Tamaulipas, México, surgió la figura de Juan Nepomuceno Guerra, un traficante de bebidas ilegales vía la frontera entre México y la Unión Americana durante la misma época de Capone.

Mientras la Revolución Mexicana vivía sus periplos N. Guerra nacía y se desarrollaba en los suburbios tamaulipecos para suministrar desde suelo mexicano el whisky ilegal tan apreciado «del otro lado».

Desde Laredo, Tamaulipas hasta Laredo, Texas.

La lógica y logística fueron las mismas aplicadas en el tráfico de mariguana y posteriormente de cocaína.

De hecho, más de medio siglo después surgiría el Cártel del Golfo, hijo putativo de Juan N. Guerra quien vivió cercano a y protegido por gobernadores tamaulipecos durante la dictadura perfecta del priato.

Recientes los tiempos de ese maridaje Estado-Crimen Organizado, preso Juan García Abrego -sobrino y heredero del emporio ilegal creado por N. Guerra- apareció el primer grupo criminal de alto nivel que rompió reglas no escritas en la mafia mexicana: los Zetas.

Primero como responsables de garantizar seguridad a Osiel Cárdenas Guillén, «El mata amigos» y relevo de García Abrego.

Luego como un grupo -originalmente desertor del ejército- convertido en empresa criminal independiente a partir de la segunda década del siglo XXI.

Los ataques mortales directos a la sociedad civil de parte de la delincuencia -in crescendo- recibieron el banderazo de salida entre los años 2007 y el 2008, en plena docena trágica Fox-Calderón.

(3)

¿Cómo iniciamos el 2020 en México?

En materia de política contra el crimen arrancamos con el referido Mea Culpa del Secretario de Seguridad Alfonso Durazo.

Esto es: el reconocimiento oficial de un Estado no sólo cómplice del crimen organizado, sino autor de su nacimiento y evolución a grados de descontrol inusitados y antecedentes históricos desde inicios de la centuria anterior.

Bajo esta lógica sumemos la captura de Genaro García Luna (10 de diciembre del 2019) ex Secretario de Seguridad Pública durante el gobierno del ex panista Felipe Calderón Hinojosa y titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) con Vicente Fox.

Hagámoslo desde la perspectiva de la geopolítica mexicana y los acuerdos subrepticios con Estados Unidos, incluyendo las letras chiquitas del T-MEC, el asilo y luego el retiro de territorio nacional del ex presidente boliviano Evo Morales, el visto bueno al Corredor Multimodal Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, entre otros aspectos.

Las piezas están allí.

Analicemos y unámoslas.

(4)

Uno de los objetivos principales del gobierno federal de cara al 2020 consiste en disminuir los índices de inseguridad en el país.

Se trata de un plan trazado para el 2019 pero fracasado ese año.

Ahora, este propósito suma una gran carga preelectoral de cara a los comicios intermedios del 2021.

Para efectos de la sobrevivencia de MORENA y la 4T se deberá avanzar en materia de seguridad o se perderán votos…

Hay una apuesta al combate por medio de la inteligencia policial, declaró recientemente el presidente AMLO.

Alfonso Durazo reconoce la pudrición del sistema donde (AMLO dixit) «El Chapo Guzmán» gozó de un poder equivalente al presidencial y tuvo gente metida en los espacios de decisión del gobierno federal.

(5)

Imaginemos: el Presidente pidió un deseo con una de las doce uvas la noche del 31 de diciembre en la cena de «La chingada»: Paz, Paz, Paz.

La respuesta es un guiso frío que se sirve día con día en platos, mesas y para comensales muy calientes.

Ya conoceremos los resultados.

 

 

Leave a Comment

© 2016 Todos los derechos reservados plumasdelgolfo.com. Portal Desarrollado en WordPress por 24Creativo.

Scroll to top